Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Estudio internacional liderado por la Universidad de Barcelona

La mayoría de los atropellos de vertebrados en Cataluña se produce en parques protegidos

Los anfibios son el grupo de vertebrados más arrollados por vehículos en las carreteras catalanas, por encima de reptiles, mamíferos y aves. Esto es lo que ha observado un equipo internacional de científicos, que concluye además que los lugares con altos niveles de protección presentan la mayor incidencia de atropellos.

Serpiente atropellada
Vertebrados atropellados en los parques naturales. Foto: Núria Garriga

Los anfibios son el grupo de vertebrados más arrollados por vehículos en las carreteras catalanas, por encima de reptiles –como la serpiente de la foto–, mamíferos y aves. Esto es lo que ha observado un equipo internacional de científicos liderado por la Universidad de Barcelona, que concluye además que los lugares con altos niveles de protección presentan la mayor incidencia de atropellos.

La red de carreteras está considerada como uno de los principales factores que afectan a la supervivencia de la fauna. Investigadores de las universidades de Barcelona (UB), Oporto (Portugal) y Uppsala (Suecia), han estudiado el número de muertes de vertebrados en 820 kilómetros de carreteras en el nordeste de la Península Ibérica.

“El proyectó consistió en analizar el impacto de la red viaria sobre la fauna y, con ese fin, se realizaron numerosas prospecciones por todo el territorio catalán registrando todos los animales atropellados que se encontraron”, declara a SINC Núria Garriga, investigadora de la UB, primera autora del estudio dirigido por Gustavo A. Llorente, científico de la misma universidad.

El trabajo de campo, que se publica en la revista Biodiversity and Conservation, se desarrolló durante cuatro años en 41 carreteras secundarias de Cataluña y se inspeccionaron 20 km por vía, en primavera y otoño. “A nivel internacional –apunta Garriga– hay pocos estudios que hagan una prospección tan extensa y con tanto esfuerzo de muestreo”.

Las áreas protegidas reciben un gran número de visitantes que aumentan la densidad del tráfico en lugares con vida silvestre

Entre estas exploraciones se incluyeron carreteras pertenecientes a los parques naturales de las marismas del Ampurdán, del Garraf, de la zona volcánica de la Garrocha, de Sant Llorenç del Munt i l'Obac y del Montseny.

“Lo que hicimos para conseguir los datos fue ir en coche a velocidades muy lentas. Al ver un animal muerto parábamos, rellenábamos unas fichas y apuntábamos las especies. Tomamos también otros datos significativos como la vegetación cercana y los puntos de agua más próximos”, señala la investigadora.

Entre las principales conclusiones del estudio se encuentra que los anfibios son el grupo de vertebrados más atropellado y que las carreteras de los parques naturales y nacionales son las zonas donde se producen un mayor número de muertes.

“Esto se podría explicar porque las áreas protegidas reciben a menudo un amplio número de visitantes que aumentan la densidad del tráfico en lugares con alta vida silvestre”, aseguran.

Según los expertos, para disminuir la muerte de anfibios habría que crear unos pasos de fauna específicos para ellos –que son unos túneles que se hacen por debajo de la carretera diseñados para canalizar los animales– en los puntos de mayor peligro.

En la actualidad este equipo trabaja para identificar las zonas donde están los hotspots o puntos más problemáticos. Para ello han hecho prospecciones en siete carreteras durante un año completo para acotar las partes de mayor incidencia y protegerlas.

Referencia bibliográfica:

Núria Garriga, Xavier Santos, Albert Montori, Alex Richter-Boix, Marc Franch, Gustavo A. Llorente. “Are protected areas truly protected? The impact of road traffic on vertebrate fauna” Biodiversity and Conservation 21: 2761–2774. DOI 10.1007/s10531-012-0332-0.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados