Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La perdiz roja puede contribuir a la propagación del virus de la gripe aviar

Un grupo de investigadores del Centro de Investigación en Salud Animal (CReSA) estudiaron la susceptibilidad de la perdiz roja a dos cepas del virus de la gripe aviar y demostraron que esta especie puede contribuir a la propagación de un potencial brote local del virus.

Perdiz roja. Foto: CReSA.

Con el objetivo de estudiar los signos clínicos, las lesiones macroscópicas y microscópicas, la distribución viral en los tejidos y la excreción viral, investigadores del CReSA realizaron una infección experimental en perdices de la especie Alectoris rufa con el virus de la influenza aviar de alta patogenicidad (IAAP) subtipo H7N1 y con el virus de la influenza aviar de baja patogenicidad (IABP) subtipo H7N9.

En las aves infectadas con virus de IAAP, los primeros signos clínicos se observaron a los 3 días post infección (dpi) y la mortalidad empezó a producirse a los 4 dpi, alcanzando el 100% de mortalidad a los 8 dpi. Se confirmó la presencia del antígeno viral en los tejidos y la excreción del virus en todas las aves infectadas con virus de IAAP.

Además de las vías orofaríngea y cloacal, se demostró la importancia de la pluma como posible vía transmisión. No obstante, no se pudieron detectar signos clínicos ni hallazgos histopatológicos en las perdices infectadas con virus de IABP. Solamente en algunos de los animales inoculados con virus de IABP se detectó excreción viral de corta duración junto con seroconversión.

El presente estudio demuestra que la perdiz roja es altamente susceptible a la cepa H7N1 IAAP, causando enfermedad grave, mortalidad y abundante excreción viral y que, por tanto, puede contribuir a la propagación de un potencial brote local de este virus. En contraste, los resultados sobre H7N9 IABP sugieren que la perdiz roja no es un reservorio de este virus.

------------------------------------

Referencia bibliográfica:

Bertran K, Pérez-Ramírez E, Busquets N, Dolz R, Ramis A, Darji A, Abad FX, Valle R, Chaves A, Vergara-Alert J, Barral M, Höfle U, Majó N. Pathogenesis and transmissibility of highly (H7N1) and low (H7N9) pathogenic avian influenza virus infection in red-legged partridge (Alectoris rufa). Vet Res. 2011 Feb 7;42(1):24.

Para consultar el artículo completo: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21314907

Fuente: Centro de Investigación de Salud Animal (CReSA)
Derechos: CReSA

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
La producción de alimentos genera un tercio de las emisiones globales de gases de efecto invernadero

Un equipo internacional de científicos ha estimado en 17.318 millones de toneladas métricas de CO2 las emisiones anuales de todo el sector alimentario. La carne de vacuno, seguida de la leche de vaca y la carne de cerdo, son los alimentos de origen animal que más contribuyen.

Cómo contaminar menos enseñando a las vacas a ir al baño

El amoníaco generado por las heces y orina de las vacas se filtra en el suelo de las granjas, y puede contaminar tanto la tierra como los cursos de agua locales, además de convertirse en un potencial agente de efecto invernadero. Para reducir las emisiones de este gas, un equipo ha diseñado un método para entrenar a estos rumiantes a hacer sus necesidades en los lugares designados.