Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Política Científica
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Propuesta del Colegio de Presidentes del CSIC

La presidencia del CSIC recomienda más capacidad para contratar y apostar por sus mejores centros

El presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) asume que tras el cambio de gobierno dejará su actual cargo y por ello recomienda a los próximos gobernantes que doten al Consejo de mayor capacidad de contratación y que fomenten una política diferenciada de sus centros que destaque a los más excelentes.

El presidente del CSIC, Rafael Rodrigo
La presidencia del CSIC recomienda más capacidad para contratar y apostar por sus mejores centros. Foto: CSIC

El presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) asume que tras el cambio de gobierno dejará su actual cargo y por ello recomienda a los próximos gobernantes que doten al Consejo de mayor capacidad de contratación y que fomenten una política diferenciada de sus centros que destaque a los más excelentes.

El Presidente el CSIC, Rafael Rodrigo, ha recomendado al próximo gobierno “que procure una política diferenciada de sus centros y una política de recursos humanos distinta”.

"El CSIC necesita modernizarse, organizarse de otra manera y tener más capacidad de contratación"

Rodrigo ha comparecido hoy en la sede del Consejo para presentar una Propuesta del Colegio de Presidentes del CSIC, acordada por los últimos diez presidentes de la institución.

Asume que su “periodo de vicepresidente y presidente, durante casi siete años, está ya cerrado” y que cuando deje la presidencia volverá “a la investigación, aquí o en cualquier otro país, aunque no al mismo nivel que la dejé hace siete años”, según ha declarado a SINC.

Otra de sus apuestas para el futuro es “la diferenciación entre sus centros que destaque a los más excelentes para dotarles de mayor flexibilidad, autonomía y capacidad, sin crear centros de primera y de segunda”, aunque no ha querido concretar cuáles podrían ser.

En su opinión, el Consejo necesita “modernizarse, organizarse de otra manera y tener más capacidad de contratación”. Debido a la política que existe en la actualidad, “gran parte del talento investigador extranjero no pueden quedarse, lo que provoca perder atracción y de retención de personas”, recuerda Rodrigo.

Otras instituciones europeas como el Instituto Max Planck de Alemania o el Centre national de la recherche (CNRS) francés, homólogos del CSIC en sus países, cuentan con esa flexibilidad para contratar. En España algunos también disponen de más capacidad de contratación, con posibilidad de ofrecer acuerdos de forma indefinida, como el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) o el Centro de Regulación Genómica (CRG).

Por ello Rodrigo reclama que en el CSIC se pueda “desarrollar una carrera diferente a la funcionarial, con posibilidad de negociar contratos que ayudarán a los investigadores españoles y atraerá al talento, venga de donde venga”.

Internacionalización

Como resumen del proceso de internacionalización del CSIC durante los últimos años el todavía presidente ha destacado la participación del Consejo en la creación de organizaciones con el objetivo de “conseguir una única voz que lleve la ciencia a las agendas políticas”.

Según él, la figura europea para conseguirlo es Science Europe, una organización que nació el 22 de octubre compuesta por 50 instituciones europeas con el objetivo de crear una “voz única como máxima representación de la ciencia en Europa”.

Además ha recordado que el 10 de noviembre se creó el Foro Iberoamericano de Investigación para el Desarrollo, FIbID, configurado en su inmensa mayoría por universidades de países como México, Chile o Argentina.

También ha apuntado las colaboraciones, algunas bilaterales, como las que existen con el CNRS y el Instituto Max Planck, y las que han surgido con países como Vietnam, Chile, Canadá y países europeos y africanos para formar a “los científicos del futuro, que es la mejor manera de ayudar a la ciencia”.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons