Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Biomedicina y Salud
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La proteína survivina y su papel en la expansión patológica del tejido adiposo

Científicos de varias instituciones españolas han detectado cómo los niveles de la proteína survivina son significativamente mayores en personas obesas. Los autores han comprobado que esta proteína, que se expresa principalmente en las células progenitoras de los adipocitos, puede actuar como una posible diana terapéutica efectiva para el tratamiento tanto de la obesidad como del cáncer.

En la imagen, los autores de la investigación. / CIBERDEM

Un nuevo estudio identifica por primera vez el papel de la survivina, una proteína clásicamente relacionada con la progresión del cáncer, en la expansión patológica del tejido adiposo.

Los autores, investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM) y del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV), acaban de publicar sus resultados en la revista Cell Death & Disease.

El tejido adiposo (TA) tiene un papel central en desequilibrio metabólico relacionado con la obesidad a través de la producción desregulada de citoquinas y adipoquinas. Además del riesgo asociado a enfermedad cardiovascular y diabetes, la obesidad también es un riesgo importante para el desarrollo de cáncer.

Las células madre humanas derivadas del tejido adiposo (hASCs, del inglés adipose-derived mesenchymal stem cells) desempeñan un papel fisiológico importante en la renovación tisular, pero también son determinantes en el desarrollo patológico de la obesidad y cáncer asociados. Sin embargo, los mecanismos subyacentes a las alteraciones inducidas por estas hASCs en el cáncer siguen siendo desconocidos.

En este trabajo, liderado por Joan Josep Vendrell y Sonia Fernández-Veledo, se ha investigado por primera vez el impacto de la obesidad en la expresión y los niveles circulantes de survivina, una proteína antiapoptótica (que inhibe la muerte celular) y un biomarcador diagnóstico de la aparición de tumores y su recurrencia.

La investigación se ha realizado en una cohorte transversal de 111 sujetos clasificados por su índice de masa corporal, donde se ha detectado que los niveles circulantes de survivina y la expresión génica en el tejido adiposo subcutáneo son significativamente mayores en los pacientes obesos.

Dentro del tejido adiposo, se ha comprobado que esta proteína se expresa principalmente en las células progenitoras de los adipocitos, las hASCs. El análisis de la expresión de survivina en hASCs reveló una regulación compleja, incluyendo modificaciones epigenéticas y de estabilidad proteica.

Resistencia a la apoptosis

“A pesar de que históricamente se ha considerado que existe un ambiente proapoptótico (proclive a la muerte celular) en el tejido adiposo de los sujetos obesos que sería clave para el desarrollo del estado proinflamatorio de estos pacientes, es evidente que la expansión de este tejido adiposo no está inhibida en un contexto obesogénico. De hecho, en estadios avanzados de la obesidad se sabe que existe un fenómeno de hiperplasia (aumento del número de adipocitos)”, constata Fernández-Veledo.

Estudios previos de este grupo habían demostrado que la obesidad promueve el nicho de células precursoras de los adipocitos al aumentar la capacidad de proliferación de las hASCs. “Con este nuevo estudio revelamos además que las hASCs de los pacientes obesos son más resistentes a estímulos apoptóticos propios de la obesidad como la leptina y la hipoxia, y que esta protección frente a muerte celular viene determinada por los niveles elevados de survivina que presentan las hASCs de los obesos”, explica la investigadora.

Estos resultados identifican nuevos mecanismos que regulan la expansión del tejido adiposo en la obesidad mediante la promoción del nicho de precursores de los adipocitos (hASC) que además son más resistentes a la muerte celular.

De esta forma, la survivina se muestra como un nuevo elemento que puede desempeñar un papel clave en la comunicación entre el tejido adiposo y las células tumorales. Así, la survivina podría resultar una diana terapéutica efectiva en el tratamiento tanto de obesidad como del cáncer.

Referencia bibliográfica:

Miriam Ejarque, Victòria Ceperuelo-Mallafré, Carolina Serena, Gisela Pachón, Yaiza Núñez-Álvarez, Margarida Terrón-Puig, Enrique Calvo, Catalina Núñez-Roa, Wilfredo Oliva-Olivera, Francisco J Tinahones, Miguel Angel Peinado, Joan Vendrell and Sonia Fernández-Veledo. Survivin, a key player in cancer progresión, increases in Obesity and Protects adipose tissue stem cells from apoptosis. Cell Death and Disease (2017) 8, e2802; doi:10.1038/cddis.2017.209

Fuente: CIBERDEM
Derechos: Creative Commons