Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Lanzada la misión Mars 2020 de la NASA que buscará restos de vida en el planeta rojo

Perseverance, el rover de la NASA que estudiará la geología y el entorno atmosférico de Marte, aterrizará el 18 de febrero de 2021. Entre sus instrumentos científicos se encuentra una estación medioambiental con participación española.

Lanzamiento del cohete Atlas V, que lleva al rover Perseverance de la NASA a Marte, desde la Base Aérea de Cabo Cañaveral en Florida (EEUU)./ NASA/Joel Kowsky

La NASA ha lanzado este jueves con éxito la misión Mars 2020 Perseverance, el próximo reto de la agencia espacial estadounidense que estudiará los entornos donde haya podido haber vida en el planeta rojo en el pasado, ensayará tecnologías que permitan generar oxígeno y almacenará rocas y muestras de suelo para ser traídas de vuelta a la Tierra en futuras misiones.

A las 13.50 horas (hora peninsular española), el cohete ULA Atlas 541 ha despegado de la Base Aérea de Cabo Cañaveral en Florida (Estados Unidos). Era la primera ventana de oportunidad de lanzamiento de la sonda, que ha ejecutado sin complicaciones. El aterrizaje de Perseverance, el rover de la NASA diseñado para realizar la misión, está previsto para el 18 de febrero de 2021 en el cráter Jezero. La misión tendrá una duración de al menos un año marciano, lo que equivale a 687 días en la Tierra.

El rover Perseverance es del tamaño de un automóvil y tiene aproximadamente las mismas dimensiones que Curiosity, rover lanzado por la NASA asentado en Marte desde agosto de 2012: 3 metros de largo, 2,7 metros de ancho y 2,2 metros de alto. Pero con 1.025 kg, Perseverance pesa aproximadamente 126 kilos más que su hermano mayor.

Entre los instrumentos científicos a bordo de Perseverance se encuentra MEDA, una estación medioambiental liderada por el Centro de Astrobiología (CAB, centro mixto CSIC-INTA), con sede en Torrejón de Ardoz (Madrid). Esta monitorizará la radiación y el polvo marciano al tiempo que caracterizará el ambiente del planeta. Con su aterrizaje, se convertirá en la tercera estación medioambiental española funcionando en Marte.

El rover Perseverance contará también con una antena de alta ganancia construida en España

MEDA no será la única contribución con sello español a la misión Mars 2020. Perseverance contará también con una antena de alta ganancia construida en nuestro país. Se trata del mismo tipo de antena (HGAS, High-Gain Antenna System) que va instalado en el Curiosity y que lleva funcionando en Marte desde 2012. Esta herramienta permitirá la comunicación directa del rover con la Tierra, ha sido desarrollada por un consorcio formado por Airbus Defense and Space y Sener, con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) como organismo financiador.

Fuente:
SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Los restos de una supernova de 1181 apuntan a que se originó por la fusión de dos estrellas

En el siglo XII astrónomos chinos y japoneses observaron una explosión estelar en el cielo que se mantuvo durante seis meses. Ahora investigadores de la Universidad de Hong Kong, el Instituto de Astrofísica de Andalucía y otros centros han localizado su remanente y sugieren que fue fruto de la interacción de un sistema binario de estrellas.

La meseta del Tíbet se une al club de los mejores lugares de la Tierra para la observación astronómica

Astrónomos de China han comprobado que las montañas tibetanas que rodean Lenghu, una ciudad al oeste del país, presenta unas condiciones ideales para instalar telescopios de última generación. La calidad de su cielo es comparable a la de otros lugares de referencia como las cumbres de Hawái (EE UU), el desierto de Atacama (Chile) o la isla de La Palma en España.