Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Tecnología de los alimentos

Las Clementinas de Nules son las mejores mandarinas

Investigadores españoles han comparado por primera vez la calidad de diversas variedades de mandarinas y han publicado los resultados en la revista Food Science and Technology International. Las clementinas de Nules, también conocidas como clemenules, son las que contienen mayor contenido en vitamina C, aportan los aromas más intensos y producen el zumo más anaranjado.

Mandarinas. Foto: SINC

“El objetivo del estudio ha sido determinar cuales son las variedades de mandarinas españolas más adecuadas para la producción de zumo”, señala a SINC uno de los autores del estudio, Antonio José Pérez, de la Universidad Católica de San Antonio en Murcia, “y el zumo de las clemenules ha resultado ser el mejor”. Este tipo de mandarina se originó por mutación espontánea a partir de otra variedad, la clementina fina, y se detectó por primera vez en Nules (Castellón de la Plana), en 1953. Desde entonces su cultivo se ha extendido por la franja mediterránea.

En el estudio, que se publica en el último número de la revista Food Science and Technology International, han participado investigadores de la Universidad de Murcia, la Universidad Católica de San Antonio (también en Murcia) y la Universidad Miguel Hernández de Alicante. Los científicos han analizado ocho de las variedades más frecuentes: clemenpons, clemenules, ellendale, hernandina, marisol, nova, orogrande y ortanique.

Los resultados señalan que las menos apropiadas para zumo son la nova y la hernandina. También, la variedad ortanique, parece tener una concentración mas alta en aceites esenciales, puede interferir en la calidad final del zumo. El resto son apropiadas para la producción industrial de zumo, aunque las mejores son las clemenules.

Respecto al color del zumo, las clementinas de Nules y las clemenpons son las que proporcionan los colores más anaranjados, según el estudio publicado en Food Science and Technology International. “Al consumidor español no le agrada mucho el color amarillo o claro del zumo de algunos cítricos así como un bajo contenido en azucares propios de este, aunque sea completamente natural y sin colorantes añadidos”, indica Pérez.

Para realizar esta investigación los científicos han cuantificado el contenido de vitamina C del zumo de las mandarinas, su color (con un espectrofotómetro-colorímetro Hunterlab, que es el mismo que utiliza el departamento de agricultura de los Estados Unidos de América USDA), la cantidad de componentes volátiles por cromatografía de gases masas y la intensidad de los aromas mediante análisis sensorial. También han analizado la concentración de minerales (calcio, magnesio, potasio, sodio, hierro, cobre, manganeso y cinc), aunque en este aspecto no han encontrado diferencias significativas.

Las ocho variedades de mandarinas analizadas se cultivaron en una finca del término municipal de Librilla (Murcia), con el mismo tipo de suelo e idénticas condiciones de irrigación e iluminación. La especie de árbol utilizada para injertarlas fue el Mandarino cleopatra. En las explotaciones agrícolas se suele utilizar como pie el naranjo amargo (Citrus aurantium), por su resistencia a las enfermedades y mayor tolerancia a las condiciones de suelo.

“No es fácil para un consumidor diferenciar las distintas variedades de mandarinas, una tarea reservada para los agricultores y productores expertos”, indica Pérez. Aún así, se suelen distinguir tres grandes grupos: las clementinas (con aromas más agradables, cortezas más finas y más fáciles de procesar), las satsumas (originarias de Japón, de difícil procesado por el grosor de sus cortezas, con un zumo de escasa calidad, pero de recolección temprana) y los híbridos.

España, segundo productor mundial de mandarinas

En 2006 la producción de mandarinas superó los 2,5 millones de toneladas en España, el segundo productor mundial de mandarinas (se cultivan aproximadamente 20 variedades), sólo superado por China en términos de producción agronómica (en producción industrial Brasil es el mayor procesador). El cultivo más extendido es el de las clementinas (1,6 millones de toneladas), cuya producción se exporta en un 60% a otros países, sobre todo del norte de Europa y Estados Unidos.

El término “clementina” procede de la palabra francesa clémentine, que a su vez procede del nombre del cura Clément, un monje trapense de Misserghin (Argelia) que obtuvo esta fruta mediante el cruce de naranjo amargo con mandarino.

---------------------------------------

Referencia bibliográfica:

F. Beltrán, A.J. Pérez-López, J.M. López-Nicolás y A. A. Carbonell-Barrachina. “Effects of Mandarin Cultivar on Quality of Mandarin Juice”. Food Science and Technology International 14 (4): 307-313, 2008.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La saliva de cada persona influye en la percepción del sabor frutal del vino

Las diferencias individuales en la composición y el flujo de la saliva intervienen en la percepción de aromas a piña, plátano, fresa o ciruela pasa en el vino, según un análisis realizado en diversas catas. Esta información puede contribuir a la elaboración de caldos más personalizados.

Alt de la imagen
Pan y galletas con microalgas marinas

Científicos de la Universidad de Almería, la de Lleida y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias han sustituido parte de la harina que llevan los panes y galletas saladas por una biomasa de algas marinas, demostrado su potencial nutritivo y antioxidante. Durante una cata, a los expertos les agradó su olor, sabor y textura.