Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Las aves, nuevos detectores de la velocidad de las corrientes marinas

Un equipo internacional liderado por científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas plantea una aproximación alternativa para estudiar las corrientes superficiales del mar balear: analizar el comportamiento de aves marinas cuando están posadas en la superficie del mar durante la época de cría.

Ejemplar de pardela cenicienta (‘Calonectris diomedea’) en la superficie del mar / CSIC

Hasta el momento, las corrientes superficiales del mar balear se han estudiado combinando datos de velocidad que registran boyas, planeadores y radares costeros de alta frecuencia con datos obtenidos mediante satélites.

Tras estudiar los datos del comportamiento de 75 individuos de la especie pardela cenicienta (Calonectris diomedea) de las islas de Mallorca, Menorca y Columbretes (pequeño archipiélago frente a las costas de Valencia) y colocarles un dispositivo GPS, los investigadores han llegado a la conclusión de que los desplazamientos de estas aves ofrecen una información igual de fiable que otros dispositivos.

Las pardelas cenicienta (Calonectris diomedea) pasan hasta diez horas posadas en la superficie del mar, siendo arrastradas por las corrientes superficiales o el viento, tras desplazarse desde las Islas Baleares a las zonas de alimento en la península.

Las pardelas cenicienta pasan hasta diez horas posadas en la superficie del mar

“Hemos comparado los datos de velocidad obtenidos a partir de la posición de las aves y las corrientes superficiales del mar balear registradas mediante satélites. Los resultados son similares”, explica Antonio Sánchez-Román, coautor del estudio y científico del Consejo Superior de Investigaciones Científica (CSIC) en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados. Los resultados del trabajo se publican en la revista Scientific Reports.

“El uso de la pardela cenicienta y otras especies de aves marinas como alternativa para medir las corrientes superficiales supone un considerable ahorro energético y económico. Además, nos permite analizar una parte del comportamiento de las aves marinas que apenas se ha estudiado con anterioridad: los periodos de reposo en la superficie del mar”, añade Ananda Pascual, investigadora del CSIC también en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados.

Al utilizar animales, además, se puede obtener información del mar en zonas poco muestreadas mediante técnicas tradicionales debido a su falta de viabilidad desde un punto de vista técnico. “Un mayor conocimiento de la dinámica del mar balear ayudará no solo a una gestión más eficaz del entorno marino sino también a una mayor protección frente a la presencia y dispersión de contaminantes”, concluye Sánchez-Román.

Referencia bibliográfica:

A. Sánchez-Román, L. Gómez-Navarro, R. Fablet, D. Oro, E. Mason, J. M. Arcos, S. Ruiz y A. Pascual. Rafting behaviour of seabirds as a proxy to describe surface ocean currents in the Balearic Sea. Scientific Reports. DOI: 10.1038/s41598-018-36819-w

Fuente: Consejo Superior de Investigaciones Científicas
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Los pulgares de los neandertales se adaptaron para sujetar herramientas con mango

Un equipo liderado por la Universidad de Kent en Reino Unido, que ha analizado restos neandertales custodiados por varios museos, asegura que eran capaces de utilizar agarres de potencia. Esto implica que adaptaron sus pulgares para sostener herramientas de la misma manera que cogemos un martillo, entre los dedos y la palma de la mano, con la fuerza de dirección del pulgar.

Las heces de oveja reflejan la contaminación por microplásticos de los suelos agrícolas

Un equipo de científicos del proyecto Diverfarming ha encontrado microplásticos en el 92 % de las heces de ovejas analizadas en un nuevo estudio. El ganado había sido alimentado en zonas de agricultura intensiva de la Región de Murcia.