Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Las hormigas Drácula cazan bajo tierra en Madagascar y las Seychelles

Investigadores de la Academia de Ciencias de California (EE UU) han descrito seis nuevas especies de diminutas hormigas subterráneas del género Prionopelta en Madagascar y las islas Seychelles. Los miembros de este género son depredadores feroces que persiguen a sus presas usando sus mandíbulas como puñales.

Una de las especies recientemente descritas, Prionopelta subtilis./ Academia de Ciencias de California

Los investigadores Rick Overson y Brian Fisher de la Academia de Ciencias de California (EE UU) publican en la revista ZooKeys el hallazgo de seis nuevas especies de hormigas del género Prionopelta. Todas las especies descritas son endémicas de Madagascar y las islas Seychelles.

Esta investigación aumenta de 15 a 21 el número total de especies de este género conocidas, y destaca a Madagascar como un importante centro de diversidad de estos fascinantes insectos. Anteriormente, solo se conocía una especie descrita en el país en 1924.

Las hormigas del género Prionopelta viven habitualmente en las regiones tropicales y suelen pasar desapercibidas por dos razones: son muy pequeñas y tienen una vida muy enigmática.

Las hormigas del género Prionopelta suelen pasar desapercibidas por dos razones: son muy pequeñas y tienen una vida muy enigmática

Algunas de estas especies de hormigas descritas recientemente hacen que una mosca de la fruta a su lado sea enorme. Con 1,5 mm de longitud y 0,2 mm de ancho, apenas son visibles, incluso son más delgadas que el diámetro de algunos protozoos unicelulares.

A esto hay que sumarle que, a diferencia de muchas hormigas que se ven con facilidad en el campo, las de este género tienen una vida subterránea o habitan en las profundidades de la hojarasca de la selva, algunas sin llegar a ver la luz del sol en toda su vida.

Debido a estos hábitos oscuros y misteriosos, Prionopelta forman parte de un grupo más amplio al que se conoce como hormigas Drácula, por herir a las más jóvenes de la colonia y beber su sangre –hemolinfa en los insectos–, una peculiar distribución de nutrientes a través de la colonia.

Estos hallazgos son el resultado de un muestreo intensivo durante más de una década en colaboración con miembros del Centro de Biodiversidad de Madagascar.

Otra de las nuevas especies denominada 'Prionopelta vampira' / Academia de Ciencias de California

Otra de las nuevas especies denominada 'Prionopelta vampira' / Academia de Ciencias de California

Referencia bibliográfica:

Overson R & Fisher BL (2015) Taxonomic revision of the genus Prionopelta (Hymenoptera, Formicidae) in the Malagasy region. In: ZooKeys 507: 115-150. doi: 10.3897/zookeys.507.9303

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Los ronquidos de los minicerdos podrían esconder la causa de la apnea del sueño

La anatomía de la faringe de los minicerdos de Yucatán presenta muchas similitudes con la de los humanos. Un nuevo estudio, que ha indagado en las posibles causas de la apnea obstructiva del sueño, confirma que estos animales se convierten en modelos idóneos de estudio ya que sufren este trastorno de manera natural. 

Los fósiles de una familia de tigres dientes de sable revelan que tardaban en “independizarse”

El análisis de los fósiles de un adulto y de dos ejemplares juveniles de tigres de dientes de sable, descubiertos juntos en Ecuador en los años 60, desvela sus secretos de familia. Estos félidos gigantes de la Edad de Hielo, que pudieron ser hermanos junto a su madre, crecieron con bastante rapidez, pero pudieron quedarse con su progenitora durante más tiempo que otros felinos antes de forjar su camino.