Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Las infecciones por VIH se estabilizaron en España en 2008

Con motivo del Día mundial del sida, que se celebra mañana, el Ministerio de Sanidad y Política Social (MSPS) ha presentado el balance de los nuevos diagnósticos de VIH y sida en España. Según estos datos, en 2008 se notificaron 1.583 nuevos diagnósticos de VIH, de los cuales el 23,1% se dio en mujeres. Esta cifra refleja una estabilización de la infección desde el año 2004.

Mural de lucha contra el sida. Imagen: Caribb.

Los últimos datos epidemiológicos de la infección por VIH en España, presentados hoy por el MSPS, muestran que entre 2004 y 2008 se observa prácticamente una estabilización de la tasa global de nuevos diagnósticos de VIH. Para el análisis de la tendencia en estos años, únicamente se utilizan los datos aportados las nueve comunidades (Baleares, Canarias, Cataluña, Ceuta, Galicia, Extremadura, Navarra, País Vasco y La Rioja) que llevan aportando información de forma continuada desde 2004.

Por categorías de transmisión, se observa un descenso progresivo en el número de nuevos diagnósticos en usuarios de drogas por vía parenteral, que pasan de ser 297 casos en 2004 a 112 en 2008. El número de nuevos diagnósticos cuya infección se atribuye a contacto heterosexual también experimenta un ligero descenso, pasando de 663 en 2004 a 553 en 2008. Por el contrario, se observa un aumento del número en las relaciones homosexuales, de 431 en 2004 a 555 en 2008.

En 2008, la transmisión heterosexual fue la más frecuente, con un 41,8% de los casos; seguida de las relaciones homosexuales entre hombres (38,8%) y los usuarios de drogas por vía parenteral (9,2%). Un 30,2% de los nuevos diagnósticos presentaba una inmunosupresión acentuada con claro riesgo de progresar rápidamente hacia sida.

Asimismo, las cifras señalan que el 37% de los nuevos diagnósticos de infección por VIH se realizó en personas originarias de otros países. Después de España, los orígenes más frecuentes de los nuevos casos de infección se dan en Latinoamérica (16%), África subsahariana (11,1%) y Europa occidental (4,9%).

Estos datos se obtienen a partir del Sistema de Información sobre nuevos diagnósticos de VIH (SINIVIH), en el que actualmente participan 12 Comunidades Autónomas (Baleares, Canarias, Cataluña, Extremadura, La Rioja, Navarra, País Vasco, Ceuta, Galicia, Aragón, Asturias y Melilla), que cubre al 43,5% de la población.

Las cifras del sida

Desde el comienzo de la pandemia en 1981 hasta junio de 2008, en España se han notificado 77.953 casos de sida. Desde la extensión de los nuevos tratamientos antirretrovirales, a finales de 1996, la incidencia de sida en nuestro país ha disminuido un 80%.

Sin embargo, seguimos siendo uno de los países con mayor incidencia de sida en Europa occidental. En lo que respecta a 2008 se han notificado 1.170 casos de sida. El 77% de los diagnósticos correspondió a hombres y la edad media del diagnóstico se sitúa en 41 años.

Según la clasificación por tipos de transmisión, el 34,4% de las personas que han desarrollado sida en 2008 se infectó por compartir material de inyección para la administración parenteral de drogas. El 34,9% se contagió por relaciones heterosexuales no protegidas. El 20,3% de los casos de sida se dio en hombres homosexuales.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Los casos de la ola de ómicron en Sudáfrica registran un rápido descenso
EFE

La media semanal de positividad en el país africano ha decrecido casi un 1 % en un día, confirmando la tendencia al descenso de los indicadores de la pandemia. A pesar de ser aparentemente más contagiosa que delta, requiere de menos hospitalizaciones.

Fin de año con ómicron: incógnitas y certezas sobre la nueva variante al cierre de 2021

Los primeros trabajos sólidos sobre la capacidad de las vacunas para frenar la infección por la variante ómicron, que acaban de publicarse, refuerzan la necesidad de una tercera dosis. Los expertos recuerdan, no obstante, que el objetivo de las vacunas nunca fue frenar la infección, sino evitar la enfermedad grave. Resumimos lo que se sabe por ahora sobre ella.