Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Las poblaciones de lechuzas y mochuelos disminuyen un 40% en España

Un estudio sobre la avifauna en España, publicado por la organización conservacionista SEO/BirdLife, asegura que las especies de aves que viven más próximas a los enclaves rurales muestran un declive notable de su población.

La lechuza común es una de las especies que ostenta mayores declives. Imagen: Iván Corbacho de la Herrán.
El declive de los mochuelos. Foto: Iván Corbacho de la Herrán

Un estudio sobre la avifauna en España, publicado por la organización conservacionista SEO/BirdLife, asegura que las especies de aves que viven más próximas a los enclaves rurales muestran un declive notable de su población.

El estudio Programas de Seguimiento de Avifauna 2011 hecho público por la organización conservacionista SEO/BirdLife, alerta de que la pérdida del pastoreo extensivo y el uso de insecticidas y herbicidas modifican el territorio rural y su fauna asociada.

En este sentido, especies como el jilguero, el pardillo, la tórtola o la perdiz roja, además de la lechuza, la golondrina o el gorrión han reducido su población en el territorio español en los últimos años.

Según sus estimaciones, el número de golondrinas respecto a 1998 ha disminuido un 20%, “lo supone la desaparición de muchos millones de ejemplares”, subrayan. Su población en España se estimó en unos 30 millones en 2006 y desde ese año hasta 2011 el declive estaría en torno al 10%, por lo que habría tres millones menos de ejemplares que hace tan solo seis años.

“Estas especies, tan cercanas al ser humano, ven transformarse los mosaicos agropecuarios y los entornos rurales en los que se mueven, y responden con declives próximos, incluso, al cuarenta por ciento”, explica la organización.

El trabajo hace hincapié en la pérdida de tres millones de golondrinas, ocho millones de gorriones y un 40% de lechuzas y mochuelos en los últimos años en España.

Por el contrario, la superficie forestal ha aumentado, muchos bosques han madurado y, como consecuencia, las aves ligadas a este medio tienen una evolución positiva.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Las serpientes vivieron un ‘boom’ ecológico hace 66 millones de años

La desaparición de los dinosaurios provocó una gran diversificación de mamíferos y aves tras el evento de extinción masiva, pero no fueron los únicos. Las serpientes, protagonistas del #Cienciaalobestia, también vivieron una explosión evolutiva que les hizo pasar de simples insectívoras a las casi 4.000 especies de dieta variada que existen en la actualidad.

Los humanos ya consumían tabaco hace más de 12.000 años

El hallazgo en Utah (EE UU) de unas semillas carbonizadas de tabaco alrededor de una antigua hoguera del Pleistoceno sugiere que la planta pudo utilizarse 9.000 años antes de lo que se creía, mucho antes de su domesticación. El estudio permitiría entender qué impulsó el cultivo y uso de esta sustancia tóxica.