Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Ciencias de la Vida

Los dinosaurios del Jurásico trotaban entre África y Europa

Huellas de dinosaurios encontradas en varios países de Europa, muy similares a otras en Marruecos, sugieren que pudieron dispersarse entre los dos continentes por masas terrestres separadas por un mar poco profundo hace más de 145 millones de años.

Fotografía de las huellas analizadas: Megalosauripus transjuranicus (A) y Jurabrontes transjuranicus (B). / Matteo Belvedere et al.

A finales del Jurásico, como consecuencia de la desfragmentación del supercontinente Pangea, los países que actualmente forman Europa formaban parte de un archipiélago rodeado de un mar poco profundo. En su interior, la península ibérica estaba situada en la parte más meridional, en el continente de Laurasia (que incluía las actuales América del Norte y Eurasia), pero cerca de Gondwana, el continente situado al sur.

Se han identificado un tipo de huellas grandes y esbeltas con un tamaño de 30-50 cm y por otro lado otras gigantes y robustas de más de 50 cm

En estas tierras caminaban grandes predadores, cuyas huellas se han encontrado en diferentes continentes. Así, por ejemplo, icnitas y huesos de alosaurios y estegosaurios se han encontrado tanto en Norteamérica como en Portugal, lo que sugiere que ambos territorios estaban conectados de alguna manera.

En un nuevo estudio, publicado en el Journal of African Earth Sciences, un equipo de científicos europeos, con participación española, ha reconocido ahora dos tipos de huellas de dinosaurios relacionadas con grandes depredadores jurásicos en las actuales Suiza, Portugal, España (que pertenecían a Laurasia) y Marruecos (que estaba en Gondwana).

Las marcas, denominadas Megalosauripus transjuranicus y Jurabrontes curtedulensis, pertenecían a terópodos carnívoros parecidos al Tyrannosaurus rex. “Por un lado, se han identificado un tipo de huellas grandes y esbeltas con un tamaño de 30-50 cm y, por otro lado, otras gigantes y robustas de más de 50 cm”, explica a Sinc Diego Castanera, del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont (ICP) de la Universidad Autónoma de Barcelona y coautor del trabajo.

Comparison between the two types of footprints. / Matteo Belvedere et al.

Caminos entre aguas poco profundas

Para poder distinguir los tipos de huellas, el equipo usó un novedoso software llamado DigTrace, que permitió comparar los pasos fosilizados de manera virtual. “No podemos saber con certeza quién fue el autor de una pisada ya que distintos dinosaurios emparentados pudieron dejar huellas muy similares”, adelanta Castanera.

¿Cómo pasaron los dinosaurios entre Laurasia y Gondwana? La respuesta es problemática porque había un mar profundo entre ambos continentes

Sin embargo, con este estudio se confirma que las diferencias entre los dos grupos de huellas identificados son suficientemente importantes como para que sus autores fueran dinosaurios diferentes aunque cercanamente emparentados.

Los científicos sugieren así que pertenecieron probablemente a Allosaurus y Torvosaurus, ya que sus restos se han encontrado en el Jurásico Superior de Portugal, lo que indica la presencia de dos superdepredadores en los ecosistemas terrestres de finales del Jurásico.

Para confirmar estos datos, el grupo de investigadores subraya que se requieren más estudios sobre todo para responder a una importante pregunta: ¿Cómo pasaron los dinosaurios entre Laurasia y Gondwana? “La respuesta es problemática porque los estudios geológicos indican que había un mar profundo entre ambos continentes”, recalca el científico.

La presencia de las mismas especies en lugares tan distantes obliga a los científicos a proponer rutas de dispersión entre los continentes durante el Mesozoico, la época durante la cual vivieron los dinosaurios. Estos animales de gran tamaño pudieron, de este modo, desplazarse entre África y Europa por masas terrestres con cortos periodos de emersión por el  sur de Italia y los Balcanes a través de Iberia la antigua península ibérica).

Illustration of an allosaurus. / Óscar Sanisidro © Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont

Referencia bibliográfica:

Matteo Belvedere et al. “Late Jurassic globetrotters compared: A closer look at large and giant theropod tracks of North Africa and Europe”Journal of African Earth Sciences 158 (2019) 103547

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Capturados los extraños sonidos de los unicornios del mar

Con la ayuda de esquimales inuit, los científicos han logrado acercarse a los tímidos narvales, protagonistas de nuestro #Cienciaalobestia, para grabar sus sonidos bajo las aguas de un fiordo de Groenlandia. Así han descubierto los silbidos que emiten para comunicarse y los clics con los que ecolocalizan a los peces, a los que acaban cercando con un zumbido de motosierra.

Alt de la imagen
Reconstruyen un arrecife fósil de hace unos 38 millones de años en el Pirineo aragonés

Durante el Eoceno, hace unos 38 millones de años, había un arrecife en lo que hoy es el Pirineo aragonés. Un equipo de científicos españoles ha logrado reconstruirlo y ha descrito tres nuevas especies de cangrejos que vivían en él entre el centenar de fósiles hallados.