Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los españoles mejoran en matemáticas, pero siguen por debajo de la media

Los datos del informe PISA 2012, elaborado por la OCDE, revelan que los jóvenes asiáticos son los que obtienen mejores resultados en conocimientos matemáticos, en los que se ha centrado esta vez la clasificación, mientras que España está en el número 33 de la lista de los 65 países participantes.

Los estudiantes fueron evaluados en la resolución de problemas y en la aplicación de sus conocimientos a situaciones reales./ EFE

Los resultados del nuevo informe del Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA, en sus siglas en inglés) del 2012 indican que, aunque han mejorado respecto a años anteriores sobre todo en ciencias y matemáticas, los alumnos españoles de 15 años continúan por debajo de la media de los 65 países participantes.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), responsable de la elaboración de este documento que se publica cada tres años, se ha centrado esta vez en el rendimiento en matemáticas para elaborar la clasificación general.

Uno de cada cuatro alumnos españoles no posee un dominio básico de las matemáticas

En España, la prueba tuvo lugar en mayo del año pasado y en ella los alumnos (25.313 de un total de 373.691 estudiantes españoles de esta edad) fueron evaluados en la resolución de problemas y en la aplicación de sus conocimientos a situaciones reales.

En el mundo, la región de Shanghai y Singapur encabezan la lista en conocimientos matemáticos, mientras que los 484 puntos de España (la media es de 494) la sitúan en el puesto 33.

La puntuación en esta destreza se ha mantenido prácticamente constante desde 2003, cuando era de 485.

Por otra parte, apenas el 8% de alumnos españoles alcanza niveles altos de rendimiento en matemáticas, lo que supone cinco puntos menos que el promedio de la OCDE e indica una proporción baja de alumnos excelentes.

En el extremo opuesto, el 24% de los alumnos tienen un bajo rendimiento en esta materia o no lo alcanza, lo que indica que uno de cada cuatro alumnos españoles no posee un dominio básico de la competencia matemática.

Un poco mejor en ciencias

En cuanto a ciencias y lectura, ambos valores, 496 y 484 también son inferiores al valor medio del resto de países (501 y 496, respectivamente). Sin embargo, en ciencias el rendimiento en esta materia ha aumentado ligeramente desde 2006 (año en que la puntuación fue 488) y es el mejor resultado de las tres materias examinadas.

Otra de las diferencias con los informes anteriores se observa en lo relativo a los alumnos que han repetido curso. En España, estos obtuvieron 102 puntos menos de medio que los no repetidores, lo que supone un aumento de 10 puntos respecto a 2003.

Hay 55 puntos de diferencia entre la que tiene el mayor rendimiento en matemáticas (Navarra) y la que presenta la peor puntuación (Extremadura)

Además, en 2012 aquellos alumnos con un nivel alto superaron en 34 puntos en matemáticas a los que tenían menos recursos, una diferencia seis puntos superior a la que existía en 2003.

Según indica el documento, el nivel sociocultural y económico de las familias explica un 15,8% de la diferencia de los resultados entre unos alumnos y otros, un porcentaje ligeramente superior al del conjunto de los países de la OCDE (14,6%) y que ha aumentado con respecto a otras ediciones.

El informe también pone de relieve que un mayor porcentaje de asociación entre este índice y el rendimiento de los alumnos implica menor equidad, puesto que significa que los alumnos de entornos desfavorecidos tienen en promedio peores resultados.

Brechas entre comunidades autónomas

Del mismo modo, se aprecian brechas importantes entre las 14 comunidades autónomas que se han incluido en el estudio. Según los datos, hay 55 puntos de diferencia entre la que tiene el mayor rendimiento en matemáticas (Navarra) y la que presenta la peor puntuación (Extremadura), “el equivalente a casi un año y medio de escolarización”. En el resto de materias avaluadas la brecha es similar.

El informe PISA indica que más del 85% de estas diferencias entre regiones en España en el rendimiento en matemáticas puede atribuirse también a diferencias socio-económicas. En cambio, este porcentaje se sitúa en el 47% en Italia, el 16% en Canadá y el 26% en Australia.

En cuanto a las diferencias entre sexos, los chicos siguen superando a las chicas en el rendimiento en esta materia.

Mientras que en 2003 los chicos españoles obtuvieron una media de nueve puntos más que las chicas, en 2012 esta cifra ha sido de 16 puntos. Según el informe, “este es uno de los mayores incrementos observados en la diferencia entre chicos y chicas entre todos los países para los que hay datos del 2003 al 2012”.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Demuestran la relación entre la ausencia de placer por la música y la anhedonia social

Las personas que experimentan anhedonia social tienen dificultades para sentir el placer y la recompensa interpersonal derivados de las relaciones sociales. Un grupo de investigación liderado por la Universidad Complutense de Madrid ha demostrado por primera vez la relación entre esta situación y la ausencia de placer por la música, convirtiéndose esta en potencial herramienta para detectar este tipo de anhedonia.

Alumnos de ESO perciben peor la ciencia en España desde que empezó la pandemia

Un estudio sobre cultura científica en Educación Secundaria Obligatoria, liderado por la Universidad Complutense de Madrid, indica que desde el confinamiento en marzo la percepción de la ciencia ha caído entre los jóvenes. Tanto la confianza en su utilidad y progreso se han visto afectadas, sobre todo si las respuestas pertenecen a personas que se han infectado del virus.