Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los europeos ya pueden identificar con exactitud las fuentes de contaminación de cada país

La Comisión Europea y la Agencia Europea de Medio Ambiente han presentado hoy 32 nuevos mapas interactivos que ofrecen a los ciudadanos europeos imágenes de la contaminación del aire. Además, los mapas les permiten localizar con exactitud las principales fuentes de difusión de aire contaminado, como el transporte y la aviación. El objetivo: motivar la participación de los europeos en las decisiones medioambientales.

La contaminación del aire perjudica a los europeos. Imagen: Bob August.

El nuevo conjunto de 32 mapas no solo muestra dónde se liberan determinados contaminantes como óxidos de nitrógeno y partículas sólidas, sino que completa también los datos existentes sobre las emisiones desde plantas industriales individuales del Registro Europeo de Emisiones y Transferencia de Contaminantes (E-PRTR, por sus siglas en inglés).

“Estos mapas ofrecen a los europeos información importante sobre las fuentes de contaminación del aire. Demuestra un compromiso sincero para compartir información con los ciudadanos y ayudarles a comprender mejor de dónde procede la contaminación que hay en sus barrios”, ha señalado Janez Potočnik, Comisario Europeo de Medio Ambiente. Los expertos en calidad del aire también podrán utilizar los datos para crear modelos y para evaluar las consecuencias medioambientales de las emisiones locales.

En zonas de alta población, las fuentes de contaminación de difusión son extensas. Las emisiones de casas y vehículos representan en conjunto una gran fuente de difusión de contaminación, en particular en las ciudades. Los 32 mapas permiten a ver en una escala de 5 km por 5 km dónde se liberan los contaminantes e incluyen detalles de óxidos de nitrógeno (NOX), óxidos de azufre (SOX), monóxido de carbono (CO), amoniaco (NH3) y partículas sólidas (PM10).

Para Jacqueline McGlade, directora ejecutiva de la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA, por sus siglas en inglés), “la contaminación del aire es una grave amenaza contra la salud, sobre todo para los grupos de riesgo como niños y personas con enfermedades respiratorias”.

Contaminantes zona por zona

Los mapas de distribución especial revelan, por ejemplo, las grandes zonas conflictivas donde se libera amoniaco (NH3) por la agricultura en el valle del Po (Italia), en Bretaña (Francia) y en los países del Benelux. Los altos niveles de emisiones de amoniaco perjudican el medio ambiente y contribuyen a la acidificación del suelo y del agua dulce, y a la eutrofización.

Las cartografías también muestran el alcance de las emisiones de NOX y PM10 a partir de los transportes por carretera en grandes áreas urbanas y lo largo de las principales redes de carreteras. En las ciudades, los transportes por carretera contribuyen de forma significativa a los niveles de PM10 en el aire que se respira.

Para consultar los mapas: http://prtr.ec.europa.eu/DiffuseSourcesAir.aspx

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
El plomo de la gasolina persiste en el aire de Londres pese a su prohibición en 1999

La gasolina con plomo fue prohibida en Reino Unido hace más de 20 años, sin embargo, un estudio revela que el metal procedente de aquel combustible permanece en el medioambiente a largo plazo. Sus autores creen que se deberían estudiar sus efectos sobre la salud más en profundidad y que las medidas actuales para reducirlo son insuficientes. 

Las pérdidas de carbono del suelo a la atmósfera pueden acelerar la crisis climática

Las regiones árticas y subárticas, las más afectadas por la subida de las temperaturas, tienen las mayores reservas de carbono terrestre. Estas zonas se están calentando a un ritmo aproximadamente dos veces superior a la media mundial.