Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio se publica en el ‘Journal of Applied Economics’

Los inmigrantes latinoamericanos cualificados cobran menos que los españoles del mismo rango

Un estudio de la Universidad de Salamanca (USAL) analiza cuáles serían las diferencias salariales si a los inmigrantes se les remunerara de la misma forma que los trabajadores nacionales según su educación o experiencia. Los resultados indican que, en las distribuciones salariales más altas, los inmigrantes latinoamericanos cobran cerca de un 20% menos que los españoles.

Inmigrantes latinoamericanos cualificados cobran menos.

Un estudio de la Universidad de Salamanca (USAL) analiza cuáles serían las diferencias salariales si a los inmigrantes se les remunerara de la misma forma que los trabajadores nacionales según su educación o experiencia. Los resultados indican que, en las distribuciones salariales más altas, los inmigrantes latinoamericanos cobran cerca de un 20% menos que los españoles.

Los inmigrantes latinoamericanos cualificados cobran menos que los españoles del mismo rango. Foto: SINC

Un estudio de la Universidad de Salamanca (USAL) analiza cuáles serían las diferencias salariales si a los inmigrantes se les remunerara de la misma forma que los trabajadores nacionales según su educación o experiencia. Los resultados indican que, en las distribuciones salariales más altas, los inmigrantes latinoamericanos cobran cerca de un 20% menos que los españoles.

Inmigrantes latinoamericanos cualificados cobran menos.

Un estudio de la Universidad de Salamanca (USAL) analiza cuáles serían las diferencias salariales si a los inmigrantes se les remunerara de la misma forma que los trabajadores nacionales según su educación o experiencia. Los resultados indican que, en las distribuciones salariales más altas, los inmigrantes latinoamericanos cobran cerca de un 20% menos que los españoles.

Los inmigrantes latinoamericanos cualificados cobran menos que los españoles del mismo rango. Foto: SINC

Un estudio de la Universidad de Salamanca (USAL) analiza cuáles serían las diferencias salariales si a los inmigrantes se les remunerara de la misma forma que los trabajadores nacionales según su educación o experiencia. Los resultados indican que, en las distribuciones salariales más altas, los inmigrantes latinoamericanos cobran cerca de un 20% menos que los españoles.

“En el artículo analizamos cuáles son las diferencias salariales que existen entre trabajadores españoles e inmigrantes latinoamericanos y caribeños en el año 2006”, explica a SINC José Ignacio Antón, investigador de la USAL y coautor del estudio que publica el Journal of Applied Economics.

El trabajo se basa en la Encuesta de Estructura Salarial de 2006, el primer estudio a nivel nacional con una muestra representativa de los empleados extranjeros y españoles.

En ese período, de auge económico en nuestro país, los españoles consideraban la inmigración como el problema más importante que afrontaba España, muy por encima del desempleo y la vivienda (datos del Centro de Investigaciones Sociológicas, CIS 2006)

Según señala el investigador, “el análisis econométrico de estos datos nos permite determinar las diferencias en materia salarial entre trabajadores con las mismas características (edad, experiencia, antigüedad, nivel educativo o sector de actividad) a lo largo de distintos puntos de la distribución salarial”.

Sus conclusiones indican que las diferencias salariales se incrementan en la parte alta de la distribución salaria, hasta llegar a cerca del 20% de diferencia entre los trabajadores españoles y latinoamericanos de mayores salarios.

“Las diferencias salariales son muy estrechas en la parte baja de la distribución de los salarios, posiblemente debido al efecto de variables del mercado laboral, como los salarios mínimos y los convenios colectivos. A medida que ascendemos a lo largo de la distribución, estas diferencias se van haciendo cada vez mayores”, apunta Antón.

La homologación de la formación, una posible respuesta

Los investigadores especulan en el estudio sobre la posible causa de estas diferencias. “En concreto, una posible explicación tiene que ver con que los inmigrantes poseen una formación educativa y profesional - que los economistas denominan capital humano- adquirida en su país de origen que no siempre resulta directamente transferible o aplicable en el país de destino, sobre todo, en los primeros años tras la migración”.

Otro resultado que se desprende del estudio es la “virtual ausencia” de diferencias salariales entre inmigrantes latinoamericanos y caribeños respecto al resto de trabajadores extranjeros. “Esta circunstancia se debe a que, posiblemente, los inmigrantes ocupan puestos de trabajo de baja cualificación donde el dominio del idioma no es un activo importante”, concluye Antón.

Referencia bibliográfica:

José Ignacio Antón, Rafael Múñoz de Bustillo, Miguel Carrera, Labor Market Performance of Latin American and Caribbean Inmigrants in Spain, Journal of Applied Economics 13 (2): 233-261, 2010.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La pobreza pone más difícil envejecer disfrutando de la vida

Un estudio dirigido por la University College de Londres muestra que la edad tiene efectos más negativos en las personas con orígenes socioeconómicos bajos. No solo sufren más enfermedades graves, también tienen situaciones físicas, emocionales y sociales más desfavorables.

Beatriz González López-Valcárcel, asesora del ministerio de Ciencia e Innovación para la COVID-19
“Tenemos que aplanar también la curva de las consecuencias económicas de la pandemia”
Mónica G. Salomone

Para esta economista, el “principal reto” al que nos enfrentamos es mantener el equilibrio entre economía y salud. Perderlo supondrá o bien caer en un abismo económico, o bien colapsar las UCI. Avanzar por el filo de ese cuchillo requerirá un “ajuste muy fino” de medidas que eviten desde la masificación en el metro hasta el avance de la desigualdad.