Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Gracias al efecto dual de un antibiótico

Más cerca de encontrar un fármaco contra un cáncer infantil muy agresivo

Un grupo internacional de investigadores ha comprobado que un antibiótico utilizado en veterinaria inhibe dos factores de transcripción relacionados con el sarcoma de Ewing, un cáncer que afecta a niños y jóvenes. El hallazgo abre las puertas a buscar nuevos fármacos que tengan el mismo efecto.

El investigador Òscar Martínez-Tirado, autor del estudio.

El thiostrepton, un antibiótico que se utiliza actualmente en veterinaria, inhibe dos factores de transcripción relacionados con la aparición del sarcoma de Ewing. Se trata de una prueba de concepto realizada en líneas celulares y en ratones.

Aunque no está previsto que esta misma molécula se pueda utilizar directamente en humanos, el hallazgo abre las puertas a buscar nuevos fármacos que tengan el mismo efecto.

El estudio, en el que ha colaborado Óscar Martínez-Tirado, jefe del grupo de investigación en sarcomas del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), junto con expertos de la Universidad de Georgetown (EE UU) y del Hospital San Juan de Dios de Barcelona, ​​se ha publicado en la revista International Journal of Oncology.

El sarcoma de Ewing es el segundo cáncer de huesos más común y afecta a niños y jóvenes. Actualmente, si se diagnostica a tiempo y no presenta metástasis, se puede curar en el 80% de los casos, pero entre el 25% y el 30% de los casos se diagnostican cuando ya existe metástasis y la supervivencia disminuye hasta el 30%.

El sarcoma de Ewing es el segundo cáncer de huesos más común y afecta a niños y jóvenes

Factor de transcripción EWS/FLI1

Esta enfermedad se caracteriza por una translocación cromosómica que provoca la expresión del oncogén EWS/FLI1, responsable de la enfermedad.

"Todos los esfuerzos para buscar nuevas terapias se centran en detener este gen", ha explicado Martínez-Tirado, "pero se trata de un factor de transcripción y por ello es más complicado. Estamos trabajando en terapia génica pero aún estamos lejos de que se pueda aplicar en humanos".

EWS/FLI1 promueve la expresión de todo un abanico de genes que en condiciones normales no se expresarían y que promueven el inicio del tumor y también su metástasis. Entre los genes que activa este oncogén está otro factor de transcripción llamado FoxM1, que se ha descrito anteriormente como oncogénico en otros tipos de tumores.

Efecto dual

Los investigadores probaron el thiostrepton en líneas celulares y en ratones con sarcoma de Ewing y observaron que el antibiótico no sólo inhibía FoxM1, como ya se había descrito en otro estudio, sino que también inhibía el oncogén EWS / FL1.

"En líneas celulares observamos que esta molécula paraba el ciclo celular de las células tumorales y además inducía apoptosis, es decir, muerte celular", explicó Martínez-Tirado. "En ratones, el antibiótico retrasaba casi cinco veces el crecimiento de tumor".

El efecto dual de este antibiótico sobre estos dos factores de transcripción significa una nueva opción terapéutica contra el sarcoma de Ewing. El investigador ha advertido que esta molécula probablemente no se podrá utilizar en humanos pero "estos resultados abren la puerta a que otros grupos trabajen en el desarrollo de moléculas análogas con mejores características farmacocinéticas".

Referencia bibliográfica:

Sengupta A., Rahman M., Mateo_Lozano S., Martínez-Tirado O. and Notario V. "The Dual inhibitory effect of Thiostrepton on FoxM1 provides a novel therapeutic option for Ewing’s Sarcoma". International Journal of Oncology. July 2013

Fuente: Institut d'Investigació Biomèdica de Bellvitge (IDIBELL)
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Juan Lerma, director del Centro Internacional de Neurociencias Cajal
“Conocer mejor el cerebro nos permitirá diseñar estrategias para tratar las enfermedades mentales”

El neurocientífico alicantino está al mando de este nuevo centro del CSIC con el objetivo de convertirlo en un referente mundial en el estudio del cerebro. Su intención es ponerlo en marcha, darle forma y buscar a un nuevo director “más joven” que será elegido por un comité internacional.

Las ‘tatarabuelas’ de las tijeras moleculares CRISPR harán más sencilla la edición genética

Investigadores de EE UU liderados por Feng Zhang, uno de los pioneros del corta-pega genético, han descubierto una clase de nucleasas que podrían ser los ancestros de las más utilizadas, Cas9 y Cas12. Su pequeña longitud permitiría facilitar el proceso.