Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Agencia Sinc
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Musk cambia el icónico logo del pájaro de Twitter por una X para que sea “algo más que una red social”

En estos ocho meses, el controvertido magnate ha realizado grandes transformaciones en la plataforma, como el despido de casi tres cuartos del personal, la salida de la bolsa o la verificación de pago. Esta nueva decisión pretende convertir 'X.com' en un espacio donde se permita también la compraventa de bienes y servicios.

Elon Musk ha tomado una de sus más polémicas decisiones desde la compra de Twitter y ha suprimido el logotipo azul del pájaro por otro en blanco y negro de una "X". El magnate pretende ahora convertir a X.com en una plataforma que vaya más allá de una red social y que el en el futuro termine con el icónico nombre de la popular red.

La directora ejecutiva de Twitter, Linda Yaccarino, ha señalado en varios tuits en la red social que "X es el estado futuro de la interactividad ilimitada", y explicó que en un futuro cercano incluirá audio, videos, mensajería instantánea, pagos y la compra y venta de "bienes, servicios y oportunidades" que serán "impulsados por la inteligencia artificial".

"Durante años, tanto los admiradores como los críticos han empujado a Twitter a soñar más grande, innovar más rápido y alcanzar nuestro gran potencial. X hará eso y más", añadió Yaccarino.

Los cambios de la red en ocho meses

Al terminar con un logo reconocible mundialmente -algo que pocas marcas consiguen-, este es el cambio más visual y reconocible que ha hecho Musk desde que pagó 44.000 millones de dólares por la red social el noviembre pasado, pero no es el único cambio de peso.

En estos ocho meses, el también director ejecutivo de Tesla ha despedido aproximadamente a tres cuartos del personal de Twitter; sacó a la compañía de la bolsa; quitó el sistema de verificación de cuentas oficiales de la administración anterior y lo cambió por un proceso de pago de 8 dólares.

Pero los cambios no han sido solo formales sino que se han trasladado al contenido, con implicaciones políticas, pues Musk ha vuelto a acoger en la red a perfiles que habían sido vetados por sus mensajes de odio o desinformación, entre otras medidas.

Los cambios repentinos de Musk han provocado una huida de la publicidad en Twitter

Tantos cambios asustaron a las empresas que se publicitan en la red -que es el principal ingreso de la plataforma-, lo que le ha costado a la empresa una caída en picado de sus ingresos por publicidad.

Estos bandazos pueden costarle además la desafección entre los usuarios: el prestigioso Pew Research Center informó en mayo pasado que una cuarta parte de los usuarios de Twitter dijeron que creían que ya no iban a usar la plataforma en el plazo un año.

En medio de esta falta de confianza, Meta (empresa matriz de Facebook, Instagram y WhatsApp, que también cambió de nombre el año pasado) lanzó este mes Threads, una red social muy parecida a Twitter.

¿Han muerto los tuits?

Tras el cambio de diseño de la red, una de las preguntas que más se leían en la plataforma era: "¿cómo se llama ahora a los tuits?". A lo que Musk respondió "x’s".

Los usuarios se preguntaban cómo se llamarían ahora los tuits. A lo que Musk respondió "x’s"

En abril, Twitter dejó de ser una empresa independiente después de fusionarse con la nueva compañía X Corp.

Musk tiene una estrecha y larga relación con la letra X: X.com era el nombre original de la plataforma de pagos Paypal que él fundó; está en el nombre de su compañía SpaceX; en el nombre de uno de los modelos de Tesla; en el nombre de su compañía de inteligencia artificial, xAI, y hasta forma parte del nombre de uno de sus hijos, X Æ A-12.

Fuente:
SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados