Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Nueva imagen del cráter de la nave ExoMars junto a un extraño arco

Mientras llega la explicación oficial de lo que falló durante el aterrizaje del módulo europeo Schiaparelli, que la semana pasada se estrelló en el suelo marciano, el satélite MRO de la NASA ha enviado una nueva fotografía del escenario del accidente. En ella se observan tres elementos: el escudo térmico frontal de la nave, el conjunto formado por el paracaídas y el escudo térmico posterior, y los restos esparcidos alrededor de un cráter de medio metro junto a un misterioso arco oscuro.

¿Qué es ese extraño arco oscuro que aparece a la derecha del cráter provocado por Schiaparelli en el suelo marciano?. / NASA et al.

La Agencia Espacial Europea (ESA) evita hablar de ‘fallos’ y de ‘estrellarse’ a la hora de describir lo que le ocurrió al módulo Schiaparelli el 19 de octubre en Marte, pero las imágenes que está mandando el satélite Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la NASA dejan pocas dudas.

La semana pasada el MRO ya tomó una primera imagen del lugar del impacto con su cámara de contexto, pero ahora ha mandado otra a más resolución captada con la cámara HiRISE, donde se aprecia con mucho más detalle la zona del accidente.

Imagen del escenario en el que se estrelló la nave Schiaparelli, donde aparecen sus restos en tres zonas. El cráter del impacto está aproximadamente a 1,4 km del escudo térmico frontal y a unos 0,9 km del paracaídas y el escudo posterior. / NASA et al.

En la parte superior derecha de la fotografía se aprecia el escudo térmico frontal con el que se protegió Schiaparelli cuando entró a velocidad hipersónica en la atmósfera marciana. La parte posterior de este escudo se desprendió más tarde junto al paracaídas, y ambas piezas aparecen en la zona inferior izquierda de la imagen (circulo gris y mancha blanca, respectivamente).

El cráter provocado por Schiaparelli tiene medio metro de profundidad y se desconoce por qué sus restos se distribuyen de forma asimétrica alrededor

Pero lo que centra la atención de los responsables de la misión ExoMars es el lugar del impacto del módulo. La imagen en alta resolución muestra una mancha negra circular que correspondería a un cráter de 2,4 m de diámetro y medio metro de profundidad, provocado por un objeto de 300 kg (lo que se estima que pesaba Schiaparelli en ese momento) tras impactar a unos pocos cientos de km/h.

Lo que es más difícil de interpretar son las marcas asimétricas oscuras que rodean al cráter. Se supone que la nave debería haber aterrizado verticalmente en su etapa final, pero esta distribución de los restos hace pensar que entró con un ángulo de entrada.

También es posible que los tanques de hidracina que alimentaban los retrocohetes del módulo de aterrizaje explotaran preferentemente hacia una dirección, arrojando más material hacia el oeste. De todos modos, de momento, son hipótesis de los científicos con la información actual.

También hay un elemento inexplicable en la imagen: un largo arco oscuro que se observa a la derecha del cráter. Podría estar relacionado con el impacto y la posible explosión, que hubiera dejado ese misterioso reguero arqueado en el suelo marciano.

Por último, cerca del lugar del choque aparecen algunos puntos blancos, demasiado pequeños para ser interpretados adecuadamente con esta fotografía. Según los expertos, pueden estar relacionados con el impacto, o simplemente ser 'ruido'. Las futuras imágenes ayudarán a resolver estas incógnitas.

Un fallo del software o un problema al fusionar los datos de los sensores, posibles causas del accidentado aterrizaje

Schiaparelli es un módulo demostrador de la misión ExoMars 2016 para testar tecnologías de aterrizaje que se aplicarían durante el descenso del rover que la ESA y la agencia espacial rusa Roscomos tienen previsto mandar a Marte en 2020.

A la espera de una explicación oficial

Sin embargo, las pruebas no han funcionado como se esperaba. Los responsables de la misión todavía no han explicado las causas que hicieron que el módulo chocara contra la superficie marciana, aunque han sugerido a la revista Nature posibles razones que podrían estar detrás del fallido aterrizaje.

“La causa más probable es un fallo en el software de la nave o un problema en la fusión de los datos procedentes de diferentes sensores, que pueden haber llevado a Schiaparelli a creer que estaba a una altura más baja de la real“, comentó Andrea Accomazzo, director de las misiones planetarias y solares de la ESA.

A pesar de esta declaración, Accomazzo insistió en que, de momento, esto es una sospecha, y fue reacio a diagnosticar los motivos reales del choque antes de que se lleve a cabo una exhaustiva investigación del accidente. En los próximos días se ofrecerán nuevos datos e imágenes de este aterrizaje frustrado de la nave europea en Marte.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Localizada una segunda candidata a exoluna

Cuando todavía no se ha confirmado la observación de la primera luna fuera de nuestro sistema solar, astrónomos de EE UU han encontrado indicios de otra nueva al revisar datos del telescopio espacial Kepler. Se trata de una exoluna de gran tamaño orbitando alrededor de un planeta como Júpiter, y si se verifica el hallazgo, sería un primer paso para pensar que estos satélites son comunes en los sistemas planetarios.

La burbuja de 1.000 años luz que rodea al Sol es la cuna de las estrellas cercanas

Con la ayuda de un modelo en 3D de nuestro vecindario galáctico, astrofísicos de EE UU y Europa han demostrado que una serie de explosiones de supernova han conducido a la creación de la Burbuja Local, en cuya superficie, situada a unos 500 años luz, se forman todas las estrellas jóvenes más próximas a nosotros.