Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Otras especialidades tecnológicas

Nuevas nanomedicinas para tratar mejor el cáncer de próstata

Científicos de la Universidad Politécnica de Valencia y otros centros de investigación han creado nanopartículas porosas para facilitar el suministro del fármaco docetaxel a las células de cáncer de próstata. Los resultados in vitro mejoran cien veces la actividad antitumoral de este medicamento.

Esquema de la nanomedicina de docetaxel funcionalizada. / UPV

El cáncer de próstata es la forma más común de cáncer entre los hombres europeos, con una incidencia mayor de 100 casos por cada 100.000 individuos. Además, actualmente es la segunda causa más común de muerte por cáncer en varones.

Esta patología afecta principalmente a hombres mayores: nueve de cada 10 muertes ocurren después de los 65 años. Por ello, representa una preocupación muy importante para la salud en los países desarrollados, donde es mayoritaria la población de hombres mayores.

El docetaxel es el quimioterápico más usado para el cáncer de próstata avanzado, pero su elevada toxicidad sistémica limita tanto la dosis como la duración de la terapia, lo que reduce sensiblemente su eficacia antitumoral.

Con las nuevas nanopartículas se ha logrado mejorar cien veces la actividad antitumoral del docetaxel en estudios in vitro

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Hospital Universitari i Politècnic La Fe y el Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF), ha desarrollado un nueva nanomedicina para tratar el cáncer de próstata no metastásico mejorando la actividad antitumoral del docetaxel.

Los ensayos realizados abren la puerta a la aplicación futura de tratamientos muy efectivos a dosis muy bajas de este fármaco. La nueva nanomedicina se aplicaría por vía intraprostática, sin efecto secundario alguno sobre los tejidos sanos.

“En los estudios in vitro sobre células de cáncer de próstata con receptores PSMA ('antígeno de membrana específico de próstata' al que se dirigen la nanopartículas) se ha conseguido mejorar hasta cien veces la actividad antitumoral del docetaxel”, destaca Pablo Botella, científico titular del CSIC en el Instituto de Tecnología Química (ITQ), centro mixto de la UPV y el CSIC.

El trabajo se encuentra ahora en la fase de ensayos preclínicos in vivo, mientras, se espera comenzar un ensayo clínico –fase I– en un plazo no superior a dos años sobre una muestra reducida de pacientes.

Nuevo nanomarcador

Además, los investigadores han desarrollado también un nuevo nanomarcador que permite identificar el tejido tumoral en la próstata con gran precisión. “Gracias a la técnica de imagen PET, podemos marcar la nanomedicina con un isótopo radioactivo que permita localizar el tejido maligno en la próstata con precisión unicelular, lo que facilitará el diagnóstico de la enfermedad en sus primeros estadios, facilitando así su detección precoz”, destaca Botella. Estos resultados se han publicado en la revista ACS Omega.

En concreto, la nueva nanomedicina es un sistema basado en nanopartículas de sílice porosa funcionalizadas con el fármaco docetaxel y un anticuerpo monoclonal (anti-FOLH1) que interacciona selectivamente con los receptores PSMA de células de cáncer de próstata, lo que facilita la entrada del fármaco en su interior. El sistema presenta gran estabilidad en fluidos biológicos y todos los componentes están aprobados por la Food and Drug Administration (FDA, Estados Unidos de América) para su uso clínico.

Investigadores participantes en el estudio. / ITQ, I3M, CSIC, CIPF

La presencia del anticuerpo monoclonal promueve la internalización celular de la nanomedicina en las células malignas (al menos un 25% superior respecto de la administración del fármaco libre, puesto que este difunde a cualquier célula, sea cancerosa o no). De este modo, la nanomedicina llega a más células tumorales. Además, la utilización de un protocolo específico de fijación del docetaxel sobre las nanopartículas permite su liberación selectiva en el interior de las células cancerosas.

Este trabajo inicialmente fue subvencionado por la fundación CURSOL (Cultura de Recursos y Solidaridad de la Comunidad Valenciana), y actualmente se integra dentro del proyecto TERACAP, financiado por la Generalitat Valenciana, cuyo investigador principal es el profesor Jose María Benlloch, director del Instituto de Instrumentación para Imagen Molecular (I3M), centro mixto de la UPV y el CSIC.

En el mismo proyecto, junto al I3M participan también investigadores del Instituto de Tecnología Química (UPV-CSIC), liderados por el investigador Pablo Botella. Colabora además un equipo del Hospital Universitari i Politècnic La Fe, encabezado por el doctor Cesar David Vera-Donoso; y otro del Centro de Investigación Príncipe Felipe, liderado por la doctora Victoria Moreno. En estos centros se supervisan los ensayos in vivo y clínicos.

Referencia bibliográfica:

E. Rivero-Buceta, C, Vidaurre-Agut, C.D. Vera Donoso, J.M. Benlloch, V. Moreno-Manzano, P. Botella, “PSMA-Targeted mesoporous silica nanoparticles for selective intracellular delivery of docetaxel in prostate cancer cells”. ACS Omega, vol. 4, n. 1, p. 1281, 2019.

Fuente: UPV
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Arranca el desarrollo de un nuevo y rápido detector del coronavirus

Investigadores del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología y otros centros europeos fabricarán un dispositivo biosensor para analizar en menos de 30 minutos la presencia del nuevo coronavirus en muestras de pacientes. El proyecto, denominado CoNVat, toma lo mejor de los sistemas de diagnóstico actuales, como las pruebas PCR y los test rápidos.

Alt de la imagen
Luz sincrotrón para luchar contra el coronavirus

El sincrotrón ALBA, localizado cerca de Barcelona, ha abierto una convocatoria de proyectos prioritaria para investigar la estructura del nuevo coronavirus y sus mecanismos de infección. Las ocho líneas de luz con las que cuenta este centro, inaugurado justo hace ahora 10 años, permiten analizar la materia a escala atómica y molecular.