Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Nuevo método para reciclar estructuras compuestas de fibra de vidrio

Investigadores de la Universidad de Alicante han patentado un método que permite reciclar fibra de vidrio presente en embarcaciones, aerogenereadores y aviones fuera de uso para construir nuevos objetos. El proceso diseñado no es agresivo, se desarrolla a temperatura ambiente y consigue recuperar la totalidad del compuesto.

De izquierda a derecha, material de fibra-resina antes del tratamiento de recuperación de la fibra, residuo de resina degradada tras el tratamiento químico y fibra de vidrio recuperada tras el tratamiento químico. / UA

Anualmente 150.000 toneladas de distintos tipos de residuos de fibra de vidrio se depositan en vertederos de la Unión Europea. Encontrar una solución óptima para reutilizar piezas de fibra de vidrio y resina era, hasta el momento, un desafío. Ahora, investigadores de la Universidad de Alicante (UA) han patentado un método que permite recuperar las fibras de este tipo de materiales para volver a ser utilizadas. El proceso diseñado no es agresivo, se desarrolla a temperatura ambiente y consigue recuperar la totalidad del compuesto.

Permite separar la fibra de vidrio de la resina de embarcaciones, aerogenereadores y aviones fuera de uso para construir nuevos objetos

Los materiales de fibra de vidrio y resina están muy extendidos en el sector náutico para la construcción de cascos de embarcaciones, depósitos o hélices, en los sectores automovilístico o aeronáutico y en la fabricación de las aspas de aerogeneradores donde es necesario utilizar elementos de formas suaves pero con una alta resistencia. Además, están presentes en la construcción de edificios, puentes, tuberías, aislamientos, barandillas, etc. y, recientemente, se han extendido como compuesto para distintos elementos de material deportivo como esquíes, tablas de surf, canoas, pértigas, arcos, etc.

Bajo coste

"Por ello, el alcance de la tecnología desarrollada supone una innovación importante ya que hasta ahora no existía un método efectivo para recuperar estas estructuras para la construcción de nuevas piezas”, dice el catedrático de Química Inorgánica de la UA, Agustín Bueno.

Una vez que ha terminado la vida útil de un barco, aerogenerador, avión... por medio de un proceso químico se consigue separar completamente la resina de la fibra en condiciones suaves de presión y temperatura, por lo que el material no se degrada y puede ser reutilizado para la fabricación de nuevos objetos. Además, es económicamente muy rentable ya que el coste energético del proceso químico es bajo.

Fuente: Universidad de Alicante
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Robert Langer, catedrático de ingeniería química en el MIT
“No desarrollen nada por dinero, sino por el impacto que tendrá en la sociedad”
Cristina Sáez

Langer, que cuenta con más de 1.400 patentes, 1.500 artículos científicos y unos 220 premios, entre ellos el Charles Stark Draper –el ‘Nobel’ de los ingenieros–, ayudó a crear la biotecnológica Moderna, que ha desarrollado una vacuna de ARN con la que ya se han comenzado a inmunizar cientos de miles de personas en Occidente. Precisamente, la tecnología que usa Moderna y el suero de Pfizer/BioNTech se basa en las nanopartículas que desarrolló este científico hace 40 años.

Nuevo dispositivo para realizar biopsias guiadas en tiempo real

Las ecografías permiten ‘ver’ estructuras internas del cuerpo mediante ultrasonidos y las imágenes gamma proporcionan información metabólica a partir de radiotrazadores inyectados en los pacientes. Ahora investigadores del Instituto de Física Corpuscular han desarrollado un prototipo que combina ambas técnicas para mejorar la precisión de las biopsias y personalizar el tratamiento de cualquier tipo de cáncer.