Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Experimento en la instalación francesa de física nuclear Ganil

Observan un nuevo tipo de desintegración en núcleos ricos en protones

Un equipo internacional liderado por dos investigadoras del Instituto de Física Corpuscular profundiza en el conocimiento de la estructura nuclear rica en protones y servirá de referencia para futuros experimentos. Los expertos han obtenido un nuevo tipo de desintegración en estos núcleos.

Línea del haz de partículas de la instalación Ganil que se utilizó en el experimento. / GANIL-CNRS/IN2P3

Una de las cuestiones básicas para la física nuclear es entender la estructura del núcleo atómico, cómo protones y neutrones se mantienen unidos permitiendo la formación del núcleo.

Esto, que se conoce bien en los núcleos estables que dan lugar a los elementos que vemos en la naturaleza, no es tan conocido en los llamados núcleos exóticos, elementos que se crean en el laboratorio y están lejos de la estabilidad, desintegrándose casi inmediatamente.

Ahora, un experimento realizado por las investigadoras Sonja Orrigo y Berta Rubio, del grupo de Espectroscopía Gamma del Instituto de Física Corpuscular (IFIC, CSIC-UV), ha observado una nueva forma de desintegración en núcleos atómicos con abundancia de protones, concretamente en el cinc 56 (56Zn).

Los resultados de este experimento, realizado por una colaboración internacional en el laboratorio Ganil (Francia), se han publicado en la prestigiosa revista científica Physical Review Letters.

Este núcleo 56Zn está muy alejado del llamado ‘valle de estabilidad’, donde se ubican los núcleos que son estables y existen en la naturaleza

El equipo liderado por las investigadoras del IFIC ha observado un modo de desintegración exótico en la desintegración beta del 56Zn. La desintegración beta es uno de los tipos más habituales de desintegración radiactiva, y permite al núcleo transformar un neutrón en un protón o un protón en un neutrón cuando hay demasiada abundancia de alguno de ellos.

Este núcleo 56Zn está muy alejado del llamado ‘valle de estabilidad’, donde se ubican los núcleos que son estables y existen en la naturaleza.

Conocer la estructura del núcleo

En la desintegración beta de núcleos ricos en protones, a menudo el núcleo pierde energía emitiendo protones, porque la interacción fuerte domina sobre la electromagnética (emisión de rayos gamma). El núcleo final puede quedar a su vez en un estado excitado y emitir un rayo gamma. Es decir, el proceso es: beta-protón-gamma. Sin embargo, las investigadoras del IFIC han observado ahora el proceso inverso, midiendo en la desintegración beta del 56Zn la secuencia beta-gamma-protón, donde primero se emite un rayo gamma y después un protón. Este inusual modo de desintegración sólo había sido observado recientemente en el núcleo mucho más ligero argón 32 (32Ar).

Según las investigadoras del IFIC "esta extraña forma de desintegración es muy interesante porque nos ayuda a entender la estructura del núcleo". Pero además, esta medida tiene un gran impacto porque afecta a la forma tradicional de medir estos procesos de desintegración en núcleos exóticos ricos en protones. Según Sonja Orrigo, esta medida será fundamental para futuros experimentos que se realicen con núcleos exóticos aún más pesados, como los que se llevarán a cabo en el laboratorio japonés de física nuclear RIKEN, liderados también por el grupo de investigación del IFIC.

El experimento se llevó a cabo en el laboratorio Ganil (Francia), en el marco de una colaboración internacional que incluye investigadores del Grupo de Espectroscopía Gamma del IFIC, RCNP-Osaka, Instituto de Física Nuclear de Bordeaux Gradignan, Universidad de Surrey y Universidad de Estambul, entre otros.

Fuente: CPAN
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Nobel de Física 2021 para la comprensión de los sistemas complejos, como el clima

La Real Academia Sueca de las Ciencias ha otorgado el Premio Nobel de Física 2021 al japonés Syukuro Manabe, el alemán Klaus Hasselmann y el italiano Giorgio Parisi. Estos investigadores han sentado las bases de nuestro conocimiento sobre el clima de la Tierra y cómo la humanidad influye en él, además de revolucionar la teoría de los materiales desordenados y los procesos aleatorios.

Grafeno para evitar el calentamiento de los dispositivos electrónicos

Investigadores de los institutos ICN2 e ICFO han logrado observar y controlar la difusión ultrarrápida del calor en el grafeno a temperatura ambiente. El avance se podría aplicar en la refrigeración de dispositivos electrónicos a escala nanométrica.