Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Patente española para mejorar la recepción de los decodificadores de TV

Investigadores de la Universidad de Sevilla han patentado un método que reduce en un 78% la complejidad de la fabricación del hardware de los decodificadores de TV. La técnica permite aumentar la robustez de la señal de televisión, consiguiendo mejorar su calidad incluso en condiciones muy negativas.

Antena receptora de televisión. / Fotolia

Un equipo del Departamento de Ingeniería Electrónica de la Universidad de Sevilla ha patentado un método que reduce en un 78% la complejidad de la fabricación hardware de los decodificadores de sistemas de comunicaciones que utilicen la técnica de constelaciones rotadas.

Los creadores de la nueva tecnologia, cuyo detalles se han publidado en la revista Transactions on Broadcasting del IEEE, indican que se trata de un método muy novedoso que permite aumentar la robustez de la señal de televisión, consiguiendo mejorar su calidad incluso en condiciones muy negativas.

La fabricación de los componentes televisivos se rige por unos estándares aprobados internacionalmente que se encuentran recogidos en la norma DVB-T2, aprobada en 2009.

Esta estandarización, que aporta nuevas ventajas y servicios a los usuarios, como por ejemplo una mayor capacidad de transmisión de la señal de TV, supone sin embargo un problema para los fabricantes debido al elevado coste de las nuevas tecnologías descritas.

“El coste de creación de los circuitos integrados necesarios para fabricar los nuevos decodificadores es muy elevado”, asegura Vicente Baena, investigador de la ETSI de la US y responsable de la patente. “Este coste depende directamente del área de silicio que se utilice para fabricarlo, por lo que es sumamente importante delimitar bien su tamaño, ya que de éste dependerá el precio final del producto”, añade.

Los investigadores han conseguido reducir los costes de fabricación del hardware de los circuitos integrados en los receptores de televisión adaptados a la nueva norma, reduciendo en un 78% la complejidad del decodificador.

El método reduce en un 78% la complejidad del 'hardware' del decodificador

Aproximación matemática

“Nuestra tecnología se basa en una aproximación matemática. En el sistema original teórico publicado en el estándar hay que calcular una serie de distancias entre puntos en un plano, lo que implica un número elevado de multiplicaciones. Cuantas menos multiplicaciones haya que realizar, menor será la complejidad del sistema”, explica Baena.

El investigador también indica que en los sistemas de electrónica digital es conveniente evitar la operación de multiplicación. “En este caso unas 1024 multiplicaciones han sido reducidas a 224 operaciones simples como sumas y valores absolutos, consiguiendo reducir la complejidad del sistema y, por lo tanto, su coste de fabricación”.

Referencia bibliográfica:

Vicente Baena et al. "Simplified Rotated Constellation Demapper for Second Generation Terrestrial Digital Video Broadcasting". IEEE Transactions on Broadcasting (2014)

Fuente: OTRI US
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
El gran ensayo de la OMS no encuentra tratamientos efectivos para pacientes hospitalizados por la covid-19

El estudio Solidarity, coordinado por la Organización Mundial de la Salud en más de 30 países, indica que las terapias con remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir/ritonavir e interferón no han tenido efecto en la mortalidad a los 28 días ni en la evolución de los enfermos ingresados con infección por SARS-CoV-2.

Alt de la imagen
La Universidad de Oxford reanuda los ensayos de su vacuna contra la covid-19
SINC

Las pruebas de fase III que desarrolla la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca se interrumpieron el pasado 6 de septiembre por la reacción adversa en uno de los voluntarios. Ahora, el Organismo Regulador de los Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido ha confirmado que es seguro continuar con el ensayo clínico.