Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

¿Piedra o almendra?

Investigadores de ainia centro tecnológico y Aperitivos Medina han creado un sistema que detecta cualquier objeto extraño, como piedras o ramas, en medio de los frutos secos. La compañía ya ha implantado este sistema automático basado en química infarroja y que trabaja en tiempo real.

ainia centro tecnológico
24/1/2014 11:00 CEST

El sistema diferencia los frutos secos de las materias extrañas en la línea de procesado. / ainia centro tecnológico

Los plásticos o pequeñas ramas son elementos que a veces aparecen mezclados entre los frutos secos. Suelen ser difíciles de detectar por el personal de producción e incluso por los rayos X o los detectores de metales habituales.

Ahora, investigadores de Aperitivos Medina en colaboración con ainia centro tecnológico han fabricado un sistema de inspección, basado en la imagen química infrarroja, que advierte sobre cualquier tipo de materia extraña que aparece en los snacks.

Una cámara infrarroja reconoce la química de los objetos extraños

El sistema se adapta a diversos frutos y procesos productivos con un método rápido y no destructivo. Mediante una cámara hiperespectral infrarroja se analiza en tiempo real cada punto sobre la línea de transporte.

Así se puede ver si la composición química del elemento analizado es la del producto que se está procesando (como nueces, almendras, pistachos, cacahuetes o avellanas) o por el contrario responde a alguna materia extraña habitual (tipo piedra, plástico, o rama) que se debe retirar de la cinta transportadora antes del envasado del producto.

Esta tecnología se ha implantado en la factoría que tiene la empresa en Móstoles (Madrid). Según el director industrial de Aperitivos Medina, Antonio Ramírez, “ainia nos ha ayudado a implantar una solución a medida con una tecnología muy nueva que nos está permitiendo ganar en eficiencia, en calidad del producto y ahorrar costes”.

La imagen química es una tecnología de inspección que se desarrolló inicialmente para los satélites meteorológicos, pero en la actualidad se extiende otros campos como la separación de materiales en la industria alimentaria, del reciclado o en el control de calidad en la industria farmacéutica. Ya hay experiencias en Suecia, Austria y Alemania.

Fuente: ainia centro tecnológico
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La saliva de cada persona influye en la percepción del sabor frutal del vino

Las diferencias individuales en la composición y el flujo de la saliva intervienen en la percepción de aromas a piña, plátano, fresa o ciruela pasa en el vino, según un análisis realizado en diversas catas. Esta información puede contribuir a la elaboración de caldos más personalizados.

Alt de la imagen
Pan y galletas con microalgas marinas

Científicos de la Universidad de Almería, la de Lleida y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias han sustituido parte de la harina que llevan los panes y galletas saladas por una biomasa de algas marinas, demostrado su potencial nutritivo y antioxidante. Durante una cata, a los expertos les agradó su olor, sabor y textura.