Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio se publica en la revista ‘PLoS Medicine’

Propuestas para luchar contra el fraude en los artículos médicos

Un trabajo liderado por un investigador español plantea medidas legales para luchar contra los artículos médicos que recurren a especialistas consagrados para legitimar con su firma los textos y sus productos. El escrito, que se publica en la revista PLoS Medicine, propone que estos expertos, que solo aportan su firma, adquieran responsabilidad penal ante las consecuencias de las publicaciones científicas fraudulentas conocidas como medical ghostwriting.

Pastilas sobre una mesa
Propuestas para luchar contra el fraude en los artículos médicos. Foto: e-MagineArt.com

Un trabajo liderado por un investigador español plantea medidas legales para luchar contra los artículos médicos que recurren a especialistas consagrados para legitimar con su firma los textos y sus productos. El escrito, que se publica en la revista PLoS Medicine, propone que estos expertos, que solo aportan su firma, adquieran responsabilidad penal ante las consecuencias de las publicaciones científicas fraudulentas conocidas como medical ghostwriting.

Los artículos médicos que redactan ‘escritores fantasma’ por encargo de las farmacéuticas son una práctica que se denomina medical ghostwriting. Su objetivo es promocionar un producto médico, maximizar su eficacia y minimizar su toxicidad, lo que conlleva un riesgo para el paciente a quien se le administra.

Xavier Bosch, investigador del Hospital Clinic y la Universidad de Barcelona, y sus colegas y co-autores del artículo, Bijan Esfandiari, abogado en un bufete de Los Angeles (EE UU) especializado en malas prácticas médicas; y Leemon McHenry investigador del Departamento de Filosofía de la Universidad Estatal de California, Northridge, han publicado en la revista PLoS Medicine tres modelos teóricos de responsabilidad penal que afectan principalmente a los guest authors, médicos o científicos de renombre que firman estos artículo a cambio de una remuneración.

En declaraciones a SINC, Bosch opina que “lo realmente deshonesto es que la industria farmacéutica y médica consiga a una personalidad científica, algún médico prestigioso con experiencia sobrada en una enfermedad o fármaco para que, a cambio de una remuneración en ocasiones desorbitada, estampe su firma en el artículo sin tener opción a revisar su contenido”.

Pese a que los tres modelos legales descritos en PLoS Medicine se centran en la legislación estadounidense, “se trata de una práctica fraudulenta extendida en todo el mundo ante la que la respuesta de revistas científicas, agencias públicas, la propia industria y las universidades ha sido claramente pobre”, reconoce Bosch.

Es su opinión “el problema principal es el perjuicio ocasionado a los pacientes por unos hábitos de prescripción promovidos por la industria a través de estos artículos”.

Según el trabajo, para luchar contra estas prácticas se debería imponer más responsabilidad penal y, dirigirla especialmente hacia los guest authors que firman los artículos médicos.

Más responsabilidad

Un de las propuestas que los expertos desarrollan en el texto argumenta que cuando el médico de un paciente lesionado base su diagnóstico en el artículo científico que contiene datos de eficacia y seguridad falsos o manipulados, todos los autores, incluidos los firmantes, deben considerarse legalmente responsables de las lesiones que sufran los pacientes.

El texto también plantea que, según la legislación en materia de sobornos estadounidense, el pago a autores para que aporten su firma en artículos médicos implica responsabilidades tanto para médicos como para empresas patrocinadoras.

Este planteamiento se basa en que los artículos pueden influir en el juicio clínico, aumentar las ventas de productos y los costes de atención sanitaria del gobierno, y poner a los pacientes en riesgo.

Los autores también consideran una forma de ghostwriting “las conferencias y los congresos médicos sobre enfermedades en los que se hablar de los beneficios de un producto, si el discurso ha sido preparado previamente a partir de las directrices de una compañía”.

Referencia bibliográfica
Xavier Bosch, Bijan Esfandiari, Leemon McHenry. “Challenging Medical Ghostwriting in the US Courts”. PLoS Medicine. January 24, 2012. Doi:10.1371/journal.pmed.1001163

Fuente: PLoS Medicine
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Investigadores españoles ‘ponen cara’ a unas proteínas implicadas en cáncer y alzhéimer

Los expertos han sido capaces de visualizar, con detalle atómico, la estructura de un miembro de la familia de las proteínas HAT. Los resultados facilitarán el diseño de fármacos contra varias enfermedades prevalentes.

Descubren dos proteínas esenciales para el metabolismo del corazón de los recién nacidos

Estas moléculas, denominadas p38γ p38δ, podrían estar detrás de algunas de las enfermedades congénitas de origen cardiometabólico cuya causa se desconoce en la actualidad. El trabajo sugiere que una dieta rica en ácidos grasos podría ser un tratamiento válido para tratar este tipo de enfermedades.