Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

¿Quién se come las setas?

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han descubierto un nuevo parásito que ataca a la seta de cardo silvestre. El parásito deprecia la seta impidiendo su comercialización ya que, aunque no existen indicios externos de la parasitación, las larvas devoran el interior de la seta, la dejan prácticamente hueca y varían su sabor.

Una seta hueca tras servir de alimento. Imagen: UPM.

Como resultado de un trabajo de investigación sobre la entomofauna asociada a la seta de cardo, realizado en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid, se ha identificado un “mosquito” que parasita a este tipo de seta en sus primeros estadios de crecimiento. El insecto coloca los huevos en el interior del hongo y, de este modo, se desarrollan conjuntamente seta y parásito. El cuerpo interior de la seta es el alimento de las larvas. En ocasiones se pueden llegar a encontrar hasta 30 larvas por seta.

Cuando las larvas han alcanzado el máximo desarrollo -hasta un centímetro de longitud- abandonan la seta y bajan al suelo para terminar su evolución enterrándose y encerrándose en un pupario en forma de capullo. A los pocos días emergen nuevos “mosquitos” adultos que volverán a parasitar a las setas que van apareciendo en la pradera.

El parásito más dañino del cardo

Es la primera vez que se cita este díptero parasitando a la seta de cardo silvestre. Por los datos extraídos durante la investigación, se considera como uno de sus parásitos más dañinos ya que se han cuantificado parasitaciones en el 20% de las setas colectadas en las parcelas en las que se realizó el estudio.

Los resultados del trabajo de campo han conseguido definir relaciones parásito-hongo nunca antes descritas. Actualmente los estudios se centran en la búsqueda de atrayentes específicos que emite la seta justo en el estado de crecimiento en el cual el insecto es atraído para efectuar la puesta. El objetivo final es realizar una posible lucha biológica en campo a través de trampas de captura selectivas.

Referencia bibliográfica:

Tobar, V., Notario, A., Castresana, L. "Tarnania fenestralis (Meigen, 1818) (Diptera: Micetophilidae) associated with the fungus Pleurotus eryngii (DC.) Quel." Forest Systems 19 (3): 299-305. Diciembre de 2010.

Fuente: Universidad Politécnica de Madrid
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La producción de alimentos genera un tercio de las emisiones globales de gases de efecto invernadero

Un equipo internacional de científicos ha estimado en 17.318 millones de toneladas métricas de CO2 las emisiones anuales de todo el sector alimentario. La carne de vacuno, seguida de la leche de vaca y la carne de cerdo, son los alimentos de origen animal que más contribuyen.

Cómo contaminar menos enseñando a las vacas a ir al baño

El amoníaco generado por las heces y orina de las vacas se filtra en el suelo de las granjas, y puede contaminar tanto la tierra como los cursos de agua locales, además de convertirse en un potencial agente de efecto invernadero. Para reducir las emisiones de este gas, un equipo ha diseñado un método para entrenar a estos rumiantes a hacer sus necesidades en los lugares designados.