Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
En poco más de cuatro años este pez multiplicó por 13 su peso corporal

Recuperan una marca adosada a un pez espada durante 1.545 días

Científicos del Programa de Túnidos y Afines del Centro Oceanográfico de A Coruña del Instituto Español de Oceanografía (IEO) han recuperado, a través de pescadores chilenos, una marca convencional implantada en un pez espada hace más de cuatro años. Durante ese tiempo el ejemplar pasó de 14 a 184 kilogramos, multiplicando así su peso por 13, lo que demuestra la conveniencia, no sólo biológica sino económica, de evitar la captura de peces espada juveniles.

Pez Espada Marcado. Foto: IEO.

El pasado 3 de julio la tripulación del barco redero chileno Estrella de Belén I encontró, adherida a uno de los 14 peces espada que capturó, una marca convencional tipo “espagueti” -denominada así por su forma alargada- en aguas del océano Pacífico Sureste.

Esa marca, perteneciente al Centro Oceanográfico de A Coruña del Instituto Español de Oceanografía (IEO), había sido implantada en un pequeño pez espada liberado en abril de 2006 por tripulantes del palangrero gallego Sideral que colabora en el programa de marcado voluntario de grandes peces migradores del IEO.

Gracias al esfuerzo del patrón chileno para devolver correctamente la marca y al de la tripulación del buque gallego que la colocó años atrás, los científicos del IEO han podido analizar los datos de marcado y recaptura de este pez espada.

Este pez espada estuvo en libertad con la marca insertada un total de 1.545 días, aproximadamente cuatro años y tres meses, durante los cuales creció 131 cm, unos 2,5 cm cada mes. Pasó de pesar unos 14 kg en el momento del marcado a 184 kg en el momento de su recaptura.

Según los expertos del Programa de Túnidos y Afines del IEO, aunque esta información puede considerarse un registro más que debe ser analizado junto con otros, por sí mismo sugiere el enorme potencial de crecimiento de esta especie en esa región, mayor del que se pensaba en base a los modelos de predicción de crecimiento. Además, explican, esta información pone de manifiesto la conveniencia biológica y económica de evitar la captura de ejemplares juveniles, ya que en poco más de 4 años este pez espada multiplicó por trece su peso corporal.

Una colaboración fundamental

La actividad aquí resumida forma parte del proyecto SWOATL que el IEO de A Coruña viene realizando desde hace décadas en estrecha colaboración, en varias de sus facetas, con la propia flota palangrera gallega. Entre sus actividades de marcado-recaptura se ha establecido un programa voluntario realizado por buques de palangre de superficie con base en Galicia que cosiste en el marcado y liberación de peces espada juveniles y otras especies en los diferentes caladeros del Atlántico, Índico y Pacífico donde estos buques faenan. La noticia de esta marca es especialmente relevante ya que son muy escasas las recapturas de pez espada reportadas del océano Pacífico.

Cada vez hay más personas voluntarias involucradas en los proyectos de investigación que permiten a los investigadores manejar información para llegar a un estudio más profundo de la biología y costumbres de las especies marinas, conocimientos fundamentales para su ordenación sostenible. Es por ello que desde el Centro Oceanográfico de A Coruña extienden su agradecimiento a todas las personas que han participado en el marcado y recaptura de este pez espada.

Para más información: tunidos.corunha@co.ieo.es

Fuente: IEO
Derechos: IEO
Artículos relacionados
Café y arena para explicar los terremotos en el noroeste de la península ibérica

La aproximación de las placas tectónicas provoca terremotos como los de este año en Granada, pero en el otro extremo de la Península son las fracturas y fluidos de la corteza terrestre los que generan movimientos sísmicos, como los registrados en Lugo y Zamora. Un equipo de geólogos lo ha comprobado simulando las condiciones bajo tierra con una ‘caja’ de silicona, fina arena y café molido.

Los rayos pudieron encender la ‘chispa’ de la vida

Uno de los ingredientes fundamentales para el origen de la vida fue el fósforo procedente de los meteoritos que impactaron sobre la Tierra primitiva. Según un nuevo estudio, los relámpagos pudieron ser una fuente alternativa a la formación de fósforo a través de un mecanismo que pudo repetirse en otros planetas similares al nuestro.