Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El artículo se publica en el último número de la revista PloS ONE

Revelan el origen de la zarigüeya actual

Investigadores estadounidenses y europeos han realizado un estudio que muestra que los peradectinos, una subfamilia de marsupiales extinta y conocida a partir de fósiles encontrados en su mayoría en Norteamérica y Eurasia, son un grupo hermano de las zarigüeyas actuales.

Los peradectinos como la zarigüeya aparecieron en el continente hace alrededor de 65 millones de años. Foto: Jorge A Gonzalez.

“Norteamérica es una zona importante para el entendimiento de los orígenes de los marsupiales y de las zarigüeyas debido a su amplio y variado registro fósil”, explica la autora principal del estudio Inés Horovitz, profesora adjunta de la Universidad de California, (EEUU). “Desgraciadamente, conocemos la mayoría de sus especies sólo por los dientes”, explica.

Los peradectinos como la zarigüeya aparecieron en el continente hace alrededor de 65 millones de años, en tiempos de la extinción de los dinosaurios en el Cretácico - Paleógeno.

“La extinción de los dinosaurios fue un momento crucial en la evolución de los mamíferos y estamos trazando los comienzos de un grupo importante que empezó en Norteamérica”, afirma Jonathan Bloch, coautor e investigador del estudio y encargado asociado de Paleontología de Vertebrados en el Museo de Historia Natural de la Universidad de Florida (UF, EEUU).

Los descubrimientos están basados en parte en técnicas de exploración CT que crean imágenes en alta resolución, en este caso de un cráneo de 55 millones de años encontrado en caliza de agua dulce en la cuenca del río Bighorn en Wyoming (EEUU).

El estudio también analiza dos esqueletos de 30 millones de años de Herpetotheriidae, un grupo hermano de todos los marsupiales vivos.

Basándose en las pruebas fósiles del cráneo y de los dos esqueletos, los autores del estudio concluyeron que la divergencia evolutiva entre los antepasados de las zarigüeyas y los del resto de los marsupiales vivos se produjo hace al menos 65 millones de años.

La investigación describe una nueva especie, la Mimoperadectes houdei, que se basa en el estudio del cráneo fósil relativamente completo. La exploración CT del cráneo proporcionó gran cantidad de información a los investigadores acerca de la anatomía interna del animal. “En concreto, la oreja ofrece información a los investigadores sobre la anatomía del cráneo y pistas sobre la locomoción del animal, afirma Bloch.

La exploración reveló que la nueva especie comparte rasgos comunes suficientes con las zarigüeyas actuales como para indicar una relación evolutiva. “Este cráneo fósil data sus raíces en la extinción de los dinosaurios. Literalmente, este es el fósil que nos muestra la ascendencia de este animal”, asegura Bloch.

El examen de los dos esqueletos del estudio nos ofrece una primera aproximación a la forma y estructura de los marsupiales primitivos y nos muestra que eran más terrestres que las zarigüeyas actuales.

Evolución de la especie

Los marsupiales emigraron entre Norteamérica y Sudamérica hasta que los dos continentes se separaron tras el final del período Cretácico. El estudio explica cómo los marsupiales de Sudamérica se diversificaron y también emigraron a la Antártida y a Australia, que por aquel entonces seguían unidas.

En el caso de los marsupiales de Norteamérica, su extinción data de hace alrededor de 20 millones de años, durante el Mioceno temprano. Pero después de que emergiera el istmo de Panamá para reconectar Norteamérica y Sudamérica hace 3 millones de años, dos especies de marsupiales volvieron a Norteamérica: el tlacuache (Didelphis virginiana), residente común del sureste hoy en día, y la zarigüeya común americana (Didelphis marsupialis), que vive al norte de Méjico.

---------------------------------------

Referencia bibliográfica:

Inés Horovitz, Thomas Martin, Jonathan Bloch, Sandrine Ladevèze, Cornelia Kurz, Marcelo R. Sánchez-Villagra. Cranial Anatomy of the Earliest Marsupials and the Origin of Opossums. PLoS ONE 4(12): e8278.

El estudio está visible on-line en: http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0008278

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los chimpancés mantienen pocos pero buenos amigos cuando envejecen, como los humanos

Menos amistades, pero más significativas y positivas. Al envejecer las personas tienden a dar prioridad a viejos amigos, más cercanos e importantes antes que conocer a nuevos, debido a la sensación de que su futuro es limitado. Este mismo comportamiento se ha observado por primera vez en chimpancés salvajes macho, sin que estos tengan la perspectiva de tiempo y de muerte inminente.

Alt de la imagen
La coraza de este escarabajo inspira el diseño de nuevas estructuras aeronáuticas

El escarabajo diabólico acorazado, Phloeodes diabolicus, puede resistir más golpes, aplastamientos y perforaciones que el exoesqueleto de cualquier otra especie de coleóptero. Un grupo de científicos ha estudiado su armadura con el objetivo de mejorar el diseño de estructuras de ingeniería.