Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Sanidad autoriza los ensayos en humanos de una nueva vacuna española contra el alzhéimer

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha autorizado la primera fase del ensayo de una vacuna contra el alzhéimer para evaluar su tolerabilidad y la seguridad en humanos. La nueva terapia está destinada para pacientes con un estadio leve o moderado de la enfermedad neurodegenerativa.

La vacuna ABvac40 contra el alzhéimer ya tiene permiso para su ensayo clínico en humanos. / MTS Ofan

Tras superar la fase de experimentación animal, la vacuna ABvac40 contra el alzhéimer ya tiene permiso para su ensayo clínico en humanos. Así lo ha anunciado el grupo Grifols, a través de un breve comunicado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

“La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha autorizado el inicio del ensayo clínico en fase I destinado a evaluar la tolerabilidad y la seguridad de la vacuna para pacientes con enfermedad de alzhéimer leve o moderada”, señala el texto. Este ensayo, explican desde la empresa, es una fase muy preliminar en la que no se llega a valorar su efectividad.

“Actualmente existen tres vacunas contra el alzhéimer que se encuentran en ensayo clínico. La ABvac40 sería la cuarta y es una de las más prometedoras, aunque aún tiene que demostrarlo”, indica a SINC Guillermo García Ribas, neurólogo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y coordinador del grupo de conductas y demencias de Sociedad Española de Neurología (SEN).

El medicamento ha sido desarrollado por Manuel Sarasa, director científico de Araclon Biotech y catedrático de anatomía de la Universidad de Zaragoza, y su equipo. Su objetivo es conseguir la inmunización contra las proteínas tau y beta-amiloides 40 y 42, que en las personan afectadas se acumulan en el cerebro y provocan la destrucción de las neuronas.

“Que un laboratorio español participe en el desarrollo farmacéutico de medicamentos contra el alzhéimer aporta calidad y empaque a la investigación de nuestro país”, destaca García Ribas.

Este prototipo clínico ha sido diseñado para su utilización en los estadios asintomáticos y preclínicos del alzhéimer. En estas fases, los pacientes aún no manifiestan los signos característicos de la enfermedad, como la pérdida de memoria o la apraxia, la incapacidad de realizar movimientos voluntarios.

El ensayo es una fase muy preliminar en la que no se llega a valorar su efectividad

El desarrollo de la vacuna forma parte de una de las tres líneas de investigación que el grupo Grifols mantiene abiertas para abordar de forma integral la enfermedad de alzhéimer. Las otras vertientes abordan la validación de un kit de diagnóstico temprano de la enfermedad y el tratamiento con medicamentos biológicos derivados del plasma.

Día mundial contra el alzhéimer

El 21 de septiembre se celebra el día mundial contra el alzhéimer, una enfermedad neurodegenerativa que, según estima la SEN afecta a unas 600.000 personas. Sin embargo cerca del 30 y 40% de los casos podrían estar sin diagnosticar.

Actualmente, la proporción de demencias no diagnosticadas está ligada a la gravedad y estado de desarrollo. Los estadios más graves y evolucionados están diagnosticados en un 64%, mientras que los estadios más leves solo llegan al 5%. En el año 2050, podrían existir más de un millón de personas afectadas por alzhéimer en España.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
El tratamiento de la covid-19 con plasma sería solo adecuado para pacientes en fases iniciales

Los resultados de un estudio español indican que no hay evidencia que justifique el uso indiscriminado de los tratamientos con plasma convaleciente en personas infectadas con coronavirus. De hecho, señalan que su uso no está indicado en casos graves, pero sí podría ser beneficioso en grupos concretos de pacientes que estén en etapas precoces de la enfermedad.

Las pruebas sobre las vacunas anticovid no apoyan la dosis de refuerzo para la población general

Una revisión de expertos publicada esta semana en la revista The Lancet concluye que las vacunas contra el coronavirus siguen siendo muy eficaces contra la enfermedad grave, incluida la de todas las principales variantes virales, por lo que las inmunizaciones adicionales generalizadas no son apropiadas.