Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Se celebra el décimo aniversario de la Carta Internacional ‘Espacio y Grandes Catástrofes’

En octubre de 2000 la Agencia Espacial Europea (ESA) y el Centro Nacional Francés de Estudios Espaciales (CNES) crearon la Carta Internacional ‘Espacio y Grandes Catástrofes’. Ahora, cuando se celebra su décimo aniversario, cuenta ya con 11 miembros. A lo largo de estos diez años la Carta ha facilitado a los equipos de rescate y ayuda humanitaria las observaciones de los satélites en más de 300 áreas afectadas por terremotos, huracanes, ciclones, inundaciones e incendios de todo el mundo.

Celebración del décimo aniversario de la Carta. Imagen: ESA.

“Es importante utilizar las oportunidades que ofrece la tecnología espacial para mejorar la calidad de vida en la Tierra”, ha destacado el Director General de la ESA, Jean-Jacques Dordain, durante la celebración este mes del décimo aniversario de la Carta Internacional ‘Espacio y Grandes Catástrofes’.

“La Carta es un magnífico ejemplo de esto, ya que proporciona unos productos muy concretos para el usuario final. Por ejemplo, los mapas rápidos de la región afectada son entregados a las agencias de protección civil y a los equipos de rescate poco tiempo después de que se produzca la catástrofe”, apunta Dordain.

La idea de la Carta Internacional ‘Espacio y Grandes Catástrofes’ surgió como consecuencia del huracán Mitch en América Central en 1999, cuando se decidió proporcionar imágenes de satélite sobre las zonas afectadas a los servicios de rescate. Este tipo de desastres dejan cada año cientos de miles de damnificados y refugiados en todo el mundo.

La Agencia Espacial Europea (ESA) y el Centro Nacional Francés de Estudios Espaciales (CNES) fueron los promotores de la iniciativa, que entró en vigor en octubre de 2000. Los usuarios registrados pueden acceder de forma gratuita a los servicios de la Carta, solicitando y descargando imágenes de satélite de las áreas afectadas para facilitar la labor de los equipos de ayuda humanitaria.

Desde el 1 de octubre de 2000, la Carta ha distribuido los datos obtenidos por los satélites sobre las zonas afectadas por más de 300 catástrofes, como terremotos, huracanes, ciclones, inundaciones o incendios, en casi 100 países.

Un nuevo miembro

Para celebrar su décimo aniversario, los miembros de la Carta se reunieron el 19 de octubre en la sede de la ESA en París para rendir homenaje a este ejemplo de colaboración y para discutir cómo mejorar sus servicios. Un nuevo miembro europeo –el Centro Aeroespacial Alemán, DLR– se incorporó oficialmente a la iniciativa durante la ceremonia.

Son objetivos de la Carta sucesos dramáticos, como el terremoto de Haití que ocurrió este año. A través de ella, los servicios de rescate obtuvieron mapas actualizados de la zona en menos de 24 horas. A lo largo del año, también se puso en marcha por las inundaciones en Perú y Bolivia, un ciclón en las Islas del Pacífico, el terremoto de Chile, el vertido de crudo en el Golfo de México o la erupción volcánica en Islandia, entre otros ejemplos.

Los miembros discuten ahora cómo mejorar el acceso a los datos de los satélites y aumentar su disponibilidad. “Durante los últimos años hemos establecido una buena colaboración con el Grupo de Observación de la Tierra (GEO) para estudiar métodos que mejoren el acceso a los servicios de la Carta a nivel global”, comenta Dordain. “También destaca una colaboración importante y efectiva con las Naciones Unidas, para ayudar a los equipos de ayuda humanitaria en el lugar de la catástrofe”.

El Presidente del CNES, Yannick d’Escatha reconoce: “Todavía nos queda mucho camino para lograr que la tecnología espacial esté completamente disponible para los servicios de mitigación de riesgos y de gestión de catástrofes. Tenemos que trabajar para reducir el tiempo de entrega de los productos, para optimizar los productos de valor añadido con las nuevas metodologías de I+D, comunicar la utilidad de la Carta a los servicios de protección civil y mejorar la visibilidad de esta iniciativa”.

El relevo pasa ahora a EE UU

Durante el evento, se anunció que el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) había recibido el relevo de la presidencia rotatoria de la Carta de manos de la ESA unas semanas antes. Durante los próximos seis meses, el USGS supervisará las operaciones diarias de la Carta Internacional ‘Espacio y Grandes Catástrofes’.

La iniciativa cuenta con un agente disponible las 24 horas del día, siete días a la semana, para recibir las solicitudes de activación de la Carta. Tras su activación, todos los satélites disponibles reciben el encargo de tomar datos sobre la zona afectada. Los datos recibidos son procesados e interpretados de forma que se pueda entregar un producto final directamente a las agencias de protección civil a la mayor brevedad posible.

A día de hoy, tras la incorporación del DLR, la Carta cuenta con 11 miembros, más tres agencias en proceso de incorporación: la Agencia Espacial Federal Rusa (Roscosmos), el Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea del Sur (KARI) y el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE).

Entre los otros miembros de la Carta se encuentran la Agencia Espacial Canadiense (CSA), la Organización India de Investigación Espacial (ISRO), la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA), la Comisión Nacional de Actividades Espaciales de Argentina (CONAE), la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA), la Agencia Espacial Británica (UKSA) representando la Constelación de Monitorización de Desastres (DMC), el USGS y la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA).

Fuente: ESA
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados