Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
28 de febrero, día mundial de las enfermedades raras

Un 15% de los pacientes con síndrome de Wolfram no se ajusta a los criterios actuales de diagnóstico

Un estudio ha recopilado los datos de 400 pacientes con síndrome de Wolfram, publicados en todo el mundo en los últimos 15 años, para conocer mejor la historia natural de la enfermedad. Las conclusiones proponen la revisión de los criterios de diagnóstico ya que un 15% de pacientes en edad pediátrica se escapan de ese diagnóstico.

Los investigadores Virginia Nunes y Miguel López de Heredia. / IDIBELL.

Virginia Nunes y Miguel López de Heredia, investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER), han recopilado los datos de 400 pacientes de síndrome de Wolfram publicadas en todo el mundo en los últimos 15 años.

Su propósito ha sido conocer mejor la historia natural de la enfermedad. Las conclusiones les llevan a proponer la revisión de los criterios de diagnóstico porque un 15% de pacientes en edad pediátrica se escapan de ese diagnóstico.

Los resultados de esta revisión se han publicado esta semana en la edición electrónica de la revista Genetics in Medicine, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de las Enfermedades Raras, el 28 de febrero.

Las enfermedades raras o minoritarias afectan a tres millones de personas en España, 400.000 de ellas en Catalunya. El 80% de estos desórdenes, como el síndrome de Wolfram, son de origen genético, y de estas, la mitad aparecen en edad pediátrica.

Las enfermedades raras o minoritarias afectan a tres millones de personas en España

Progresión de la enfermedad

El nuevo estudio establece una correlación entre las diferentes mutaciones del gen WFS1 y las características clínicas de los pacientes. “Hemos encontrado mutaciones diferentes que se relacionan con la progresión de la enfermedad. Es la primera vez que nos aproximamos a describir dicha progresión”, ha explicado López de Heredia.

“En todo caso”, advierte, “este estudio es solo una primera aproximación. Hay que tener en cuenta que hemos estudiado todas las publicaciones de pacientes con síndrome de Wolfram de los últimos 15 años que se han hecho con metodologías y criterios diferentes. Falta homogeneidad en los datos”.

Precisamente por eso es importante el trabajo que se está realizando en los registros europeo y español de síndromes raros. “Allí tendremos toda la información”, dice Nunes, “para poder trabajar con más datos. Y es que uno de los problemas de investigar enfermedades raras es poder obtener un número de muestras que pueda ser útil en la investigación”.

Criterios actuales

El síndrome de Wolfram es una enfermedad recesiva, rara, progresiva y neurodegenerativa. Se caracteriza por la aparición de diferentes enfermedades durante la vida del paciente: diabetes, atrofia óptica, diabetes insípida y sordera además de otros desórdenes neurológicos y nefrológicos. Las mutaciones en el gen WFS1 son las responsables de estas enfermedades.

Actualmente, las características clínicas que llevan a sospechar que el paciente podría sufrir este síndrome son la diabetes y atrofia óptica en edad juvenil (antes de los 18 años). El diagnóstico se confirma con un análisis genético del paciente.

“De los 400 pacientes estudiados en todo el mundo, un 85% presentaba estas dos características. Esto quiere decir que un 15% de los pacientes se escapan del diagnóstico y no empiezan a recibir tratamiento hasta mucho más tarde”, ha explicado Nunes. “Creemos que si ampliamos el criterio de diagnóstico a la identificación de dos de las cuatro características clínicas de la enfermedad –diabetes, atrofia óptica, diabetes insípida o sordera– llegaríamos a diagnosticar hasta el 98% de los pacientes”.

Referencia del artículo

López de Heredia, M. Clèries R. And Nunes, V. "Genotypic classification of patients with Wolfram syndrome: insights into the natural history of the disease and correlation with phenotype". Genetics in Medicine 21 de febrero de 2013. doi:10.1038/gim.2012.18

Fuente: Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL)
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Descubierto el ‘reloj’ que marca la velocidad del desarrollo embrionario

Los embriones de humanos y ratones no crecen al mismo ritmo debido a la tasa de producción y eliminación de las proteínas celulares, más rápidas en el caso de las células de ratón. Este hallazgo, publicado en la revista Science, podría ayudar a comprender la evolución de los mamíferos y mejorar los métodos de la medicina regenerativa.

Alt de la imagen
El mayor estudio sobre tejidos humanos muestra la influencia del sexo en la expresión génica

Un equipo de investigación con participación española ha revelado que el sexo biológico afecta a la forma en la que actúan los genes en casi todos los tejidos. Entre hombres y mujeres existen muchas y pequeñas de estas diferencias moleculares, que están implicadas en la grasa corporal y el cáncer. El hallazgo podría contribuir a la medicina personalizada con terapias o dosis específicas. Es uno de los trece trabajos que hoy publica el consorcio internacional GTex.