Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un sistema basado en videojuegos ayuda a los pacientes con esclerosis múltiple

Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia han diseñado Removiem, un sistema de realidad virtual de bajo coste para la rehabilitación motora de personas con esclerosis múltiple. La herramienta se basa en el uso de tecnologías empleadas en el ámbito de los videojuegos y se está validando en colaboración con una asociación de afectados por esta enfermedad.

Removiem refuerza la motivación de los pacientes durante las sesiones de rehabilitación. / UPV

Investigadores del Instituto ai2 de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) han desarrollado un sistema de realidad virtual para la rehabilitación motora de pacientes con esclerosis múltiple. Este sistema de bajo coste se denomina Removiem.

Los investigadores han aprovechado el potencial de las nuevas tecnologías, entre ellas la tecnología KINECT empleada en los videojuegos, para desarrollar escenarios virtuales donde los pacientes afectados por esta patología puedan desarrollar sus ejercicios de rehabilitación en un entorno lúdico que refuerza su motivación.

“Los enfermos de esclerosis múltiple tienen mermadas sus facultades motoras, y estos escenarios permiten que los pacientes se integren en ese escenario virtual y puedan hacer sus ejercicios de forma más cómoda y sus terapias”, explica Hermenegildo Gil, investigador del Instituto ai2, que participa en el proyecto junto a los también investigadores José Antonio Lozano, José Antonio Gil y Vicente Almarcha, ingeniero de Telecomunicaciones por la UPV.

“Estos pacientes luchan contra una enfermedad. Si tú les planteas un escenario que es un juego, se olvidan de esta lucha o de que no pueden hacer ciertas cosas y se centran en que han alcanzado esa pelota, o en que ayer hacían menos aciertos que hoy. Este sistema supone otro tipo de motivación y de enfocar lo que es la rehabilitación”, apunta Almarcha.

Además, Removiem ofrece la posibilidad de realizar los ejercicios de rehabilitación desde casa y de forma lúdica. Asimismo, el terapeuta puede controlar y supervisar el proceso de evolución del paciente sin necesidad de estar siempre presente.

El sistema también le permite parametrizar los juegos (duración del ejercicio, posición en la que aparecerán los objetos con los que hay que interaccionar, y tiempo que durará su aparición, etc.), permitiendo que estos parámetros adapten automáticamente su dificultad a la capacidad de cada paciente.

En las últimas semanas esta tecnología se está validando con la colaboración de la Asociación de Esclerosis Múltiple de Castellón. Su desarrollo ha sido impulsado por la Cátedra Telefónica-Tecnologías para la Innovación Social y Ambiental en la UPV.

La esclerosis múltiple afecta en España a cerca de 46.000 personas. Se trata de una enfermedad crónica del sistema nervioso central que provoca trastornos sensitivos, falta de equilibrio, debilidad de movimientos y, en los casos más graves, una parálisis de los miembros corporales.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Cómo recolocar una orquesta para reducir el riesgo de covid-19

Trasladando el piano, el arpa y los instrumentos de percusión hacia el centro del escenario y llevando los clarinetes, trompetas y flautas a las orillas, más cerca de las rejillas por donde se renueva el aire, se puede reducir la concentración de aerosoles en los conciertos, junto a la siempre necesaria buena ventilación. Investigadores de la Universidad de Utah (EE UU) lo han comprobado con modelos computacionales.

Simulaciones de toses y estornudos para estudiar la transmisión aérea de enfermedades

Investigadores de la Universidad Rovira i Virgili han simulado el flujo de aire producido al toser y estornudar con un detalle sin precedentes gracias al uso de avanzados sistemas de computación. Los resultados ayudan a analizar la capacidad de los aerosoles infecciosos para dispersarse y mantenerse suspendidos, lo que facilita la transmisión del coronavirus y otros patógenos por vía aérea.