Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un sistema de 'camuflaje óptico' crea agujeros en el tiempo para ocultar información

En el futuro las comunicaciones ópticas podrán ser más seguras gracias a un método de 'ocultación' temporal. La técnica emplea un fenómeno de interferencia que produce ‘agujeros de tiempo’, de tal forma que los haces de luz de los receptores no lo detectan.

Transmisión de eventos de información sin y con 'ocultación temporal'. / Joseph Lukens-U.Pardue

El uso de metamateriales ha permitido en los últimos años fabricar capas de invisibilidad que ocultan los objetos en el espacio. Ahora, científicos de la Universidad Pardue (EEUU) han trasladado este concepto al tiempo. En concreto, a la ocultación de los datos o eventos de información que se transmiten por fibra óptica a la largo del tiempo.

“Esta ‘ocultación temporal’ permite encubrir los datos que circulan a alta velocidad por estas fibras y el receptor responde como si no hubiera habido ninguna transmisión”, explica a SINC uno de los autores, Joseph Lukens.

Los autores creen que servirá para prevenir que los ciberdelincuentes reciban información que no deberían

El estudio se publica esta semana en la revista Nature, donde ya el año pasado otro grupo de la Universidad de Cornell presentó un trabajo parecido, pero el nuevo ofrece un gran avance: “Nuestra capa tiene un tiempo muerto muy corto antes de ocultar otro evento –dice Lukens–. Mientras que el manto del equipo de Cornell encubría eventos que se repiten a razón de 41.000 por segundo, nosotros lo podemos hacer a 12.700.000.000 por segundo, lo que supone un aumento monumental de la velocidad”.

Mediante sistema de moduladores y de fibra óptica convencionales, los investigadores han conseguido ocultar los eventos de información (como una serie de 0 y 1) en aproximadamente el 46% del eje del tiempo, y a una velocidad de 12,7 gigabits por segundo.

Esto lo han conseguido mediante el denominado efecto Talbot, un fenómeno de interferencia que produce patrones repetitivos y que los científicos han usado para crear ‘agujeros de tiempo’.

Juego de interferencias

Lukens lo explica así: “Usamos la interferencia de modo que ciertos momentos tienen una intensidad cero, mientras que otros tienen puntos de alta intensidad. Las zonas del tiempo sin intensidad son ‘agujeros de tiempo’ durante los cuales el haz de luz no puede detectar la presencia de eventos”.

Respecto a las posibles aplicaciones, los autores reconocen que todavía queda trabajo por delante para poner en práctica su manto de invisibilidad de tiempo en el mundo real de las telecomunicaciones, sobre para manejar bien muchos canales.

Aun así confían en su potencial para mejorar la seguridad en la transmisión de datos: “Por ejemplo, para prevenir que los ciberdelincuentes reciban información que no deberían, y, en otro ámbito, nuestro esquema de camuflaje también podría evitar las interferencias entre múltiples flujos de datos en la misma fibra”, concluye el investigador.

Referencia bibliográfica:

Joseph M. Lukens, Daniel E. Leaird, Andrew M. Weiner. “A temporal cloak at telecommunication data rate”. Nature Doi:10.1038/nature12224.

Fuente: Nature
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Nobel de Física para tres investigadores que abrieron nuevos caminos hacia los agujeros negros

La Real Academia Sueca de las Ciencias ha otorgado el Premio Nobel de Física 2020 al británico Roger Penrose por descubrir que la formación de un agujero negro es una predicción sólida de la teoría general de la relatividad y al alemán Reinhard Genzel y la estadounidense Andrea Ghez, cuarta mujer en obtener este galardón, por encontrar un objeto supermasivo de este tipo en el centro de nuestra galaxia.

Alt de la imagen
Galardones otorgados por la RSEF y la Fundación BBVA
Giro ‘mágico’ del grafeno y baterías de papel en los Premios de Física 2020

La Medalla de la Real Sociedad Española de Física de este año ha recaído en el investigador Pablo Jarillo del MIT por el descubrimiento de la superconductividad en capas de grafeno giradas, y el Premio de Física, Innovación y Tecnología en la científica Neus Sabaté del CSIC, inventora de unas baterías biodegradables para sistemas de diagnóstico, como los test de coronavirus.