Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un tratamiento crónico con un polifenol del vino tinto reduce la presión sanguínea y mejora la disfunción endotelial

Científicos de la Universidad de Granada confirman el efecto antioxidante de los polifenoles del vino tinto, que poseen, además, propiedades protectoras contra la ateroesclerosis. Para ello, han administrado epicatequina, un flavanol presente en el vino tinto, el té verde y el chocolate negro, a ratas a las que se les provocó hipertensión.

El autor de la investigación, Manuel Gómez Guzmán.

Científicos de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado en un estudio en ratas que el tratamiento crónico con epicatequina, un polifenol del vino tinto, reduce la presión sanguínea y mejora la disfunción del endotelio –el tejido que cubre los vasos sanguíneos–. Los resultados de este trabajo, que han dirigido los profesores Juan Manuel Duarte Pérez y Rosario Jiménez Moleón, han sido publicados en la revista Clinical Science.

La epicatequina es un flavanol muy presente en el té verde y, sobre todo, en el chocolate negro. La importancia del trabajo realizado en la UGR radica en que, por primera vez, los científicos han demostrado los efectos beneficiosos (sobre todo a nivel cardiovascular) del tratamiento crónico con epicatequina, concretamente en dos modelos de hipertensión animal como son el DOCA-sal y el L-NAME.

Para esta investigación, sus autores utilizaron ratas a las que se les quitó un riñón y una vez por semana recibieron una dosis intramuscular de DOCA (corticosteroide sintético). Además, bebían agua con sal, todo ello para provocar hipertensión en el animal. A este modelo se le llama 'hipertensión DOCA-sal'.

Efecto protector

El tratamiento crónico con epicatequina en dosis algo superiores a las que se consumen en la dieta humana previene el desarrollo de la hipertensión y la disfunción endotelial en ratas tratadas con DOCA-sal. Este efecto protector se debe, posiblemente, a la capacidad de la epicatequina para prevenir el estrés oxidativo sistémico y reducir los niveles plasmáticos de endotelina-1, un vasoconstrictor. La mejora de la función endotelial es consecuencia del aumento en la biodisponibilidad de óxido nítrico derivado de la reducción del estrés oxidativo vascular. El incremento de las enzimas de defensa antioxidante parece ser también responsable de los efectos beneficiosos.

Además, en el modelo animal con L-NAME (un inhibidor crónico de la síntesis de óxido nítrico para provocar hipertensión), el tratamiento crónico con epicatequina previene la hipertrofia cardiaca y renal, las lesiones vasculares renales y la proteinuria, pero no altera el desarrollo de la hipertensión, lo cual demuestra la importancia del óxido nítrico en los efectos protectores de este bioflavonoide. La epicatequina, además, reduce el estrés oxidativo vascular y el estado proinflamatorio, primeros eventos involucrados en el desarrollo de la aterosclerosis.

Fuente: Universidad de Granada
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
ANÁLISIS
Con el precio del remdesivir la historia se repite

La farmacéutica Gilead ha anunciado que el precio de su antiviral usado con modestos resultados para tratar la COVID-19 será de 2.083 euros por paciente, cuando el coste mínimo de producción es de 0,83 euros por dosis. El precio de los medicamentos debería ir relacionado con lo que cuesta desarrollarlos y producirlos, más un beneficio justo y razonable, sobre todo teniendo en cuenta el esfuerzo público que se ha invertido en toda la cadena de I+D.

Alt de la imagen
La OMS suspende por segunda vez los ensayos con hidroxicloroquina para tratar la COVID-19

La Organización Mundial de la Salud ha anunciado que detiene los ensayos con hidroxicloroquina dentro de su programa Solidarity. La decisión se produce después de que los investigadores concluyeran que el fármaco no reduce la mortalidad de los pacientes con coronavirus.