Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Ciencias de la Tierra y del Espacio
Hace 128 millones de años

Un tsunami fosilizó cientos de pisadas de dinosaurios en Teruel

Investigadores de la Universidad de Zaragoza y de la Universidad Complutense de Madrid han descubierto evidencias de que un gran tsunami afectó a la provincia de Teruel hace 128 millones de años. Este maremoto fosilizó cientos de huellas de dinosaurios y formó el megayacimiento de icnitas de mayor extensión conocido en Europa.

Imagen de campo de la base del depósito de tsunami con los moldes de las huellas de dinosaurios./ UZ

Los megayacimientos de icnitas de dinosaurios suelen ser formaciones rocosas con gran cantidad de pisadas de estos animales, que se distribuyen en diferentes estratos a lo largo de cientos de miles de años.

Rocío Navarrete, investigadora del área de Estratigrafía, junto con Carlos Liesa, investigador del área de Geodinámica Interna –ambos del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza– han documentado un solo estrato en el que se encuentran icnitas de grandes dinosaurios en varios kilómetros. Este estrato se encuentra entre las localidades de Aliaga y Miravete de la Sierra en Teruel.

El estudio en detalle del nivel fosilífero, recientemente publicado en la revista Sedimentary Geology, demuestra que este yacimiento presenta una litología muy particular, similar a la producida por los grandes tsunamis acaecidos en las últimas décadas.

"El tsunami fue quizás el responsable de atrapar a algún dinosaurio"

Un tsunami en Teruel

Hace 128 millones de años el área de Aliaga-Miravete era una zona costera con una barra de arena que la separaba de mar abierto, es decir una isla-barrera, como se conoce en geología. "Era un lugar por donde se desplazaban grandes dinosaurios como saurópodos y ornitópodos, como demuestra la gran cantidad de icnitas que hay en las rocas", señalan los investigadores.

Los investigadores con una huella de ornitópodo. / UZ

Un terremoto que se produjo en el fondo marino provocó una ola de gran tamaño que cubrió por completo la isla-barrera, erosionándola e incorporando al flujo gran cantidad de partículas de arena. La ola cargada de arena fue tierra adentro algunos kilómetros, perdió energía y produjo un depósito de arena que enterró por completo todas las pisadas de dinosaurios que estaban expuestas.

Aunque un tsunami es un proceso natural de gran poder destructivo, en este caso los científicos reconocen que "es fascinante": fue el responsable de conservar un megayacimiento de icnitas y "quizás de atrapar a algún dinosaurio, aunque por el momento no ha sido encontrado", subrayan los investigadores.

Referencia bibliográfica:

Navarrete, R., Liesa, C.L., Castanera, D., Soria, A.R., Rodríguez-López, J.P., Canudo, J.I. 2014. "A thick Tethyan multi-bed tsunami deposit preserving a dinosaur megatracksite within a coastal lagoon (Barremian, eastern Spain)" Sedimentary Geology 313, 105-127.

Fuente: Universidad de Zaragoza
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los satélites detectan un brusco aumento de la explotación forestal en Europa

En los últimos años el área boscosa europea destinada a la silvicultura ha aumentado un 49 %, a la vez que se ha elevado un 69 % su pérdida de biomasa, según los datos recogidos por Landsat. Este incremento puede alterar la capacidad de absorción de carbono en la UE y sus planes para combatir la crisis climática.

Alt de la imagen
Hallan por primera vez savia mezclada con resina en el ámbar de El Soplao

Científicos del Instituto Geológico y Minero de España han hallado en el ámbar del yacimiento de El Soplao (Cantabria) savia fósil. Se trata de pequeñas gotas que forman unas texturas muy peculiares, conocidas como dobles emulsiones.