Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una aplicación ayuda a las personas mayores a moverse en transporte público

El centro de investigación Tecnalia ha desarrollado una aplicación que ayuda a las personas mayores a utilizar el transporte público. Funciona tanto con ordenadores como teléfonos inteligentes, en la que el usuario tan solo ha de introducir un punto de partida y el lugar de destino y la herramienta ofrece la mejor alternativa. El sistema ha sido probado con éxito por usuarios de 65 a 90 años en San Sebastián, Helsinki y Viena.

El asistente informa además al usuario de la duración del trayecto. / Tecnalia

Con la edad se tiende a abandonar el vehículo privado para hacer uso cada vez más del transporte público. Sin embargo, saber qué autobús es el más adecuado para acercarse al centro o cuándo hay que hacer transbordo no siempre es tarea sencilla. Las personas mayores lo tienen ahora mucho más fácil ya que el centro de investigación Tecnalia ha desarrollado una aplicación que ofrece la mejor alternativa para cada trayecto, facilitando información clara y sencilla.

Se trata de una aplicación disponible tanto para ordenadores como para teléfonos inteligentes, en la que el usuario tan solo ha de introducir un punto de partida y el lugar de destino. De forma instantánea, la herramienta ofrece en la pantalla la mejor alternativa, con los datos del transporte público que ha de tomarse, así como con las indicaciones precisas si es necesario cambiar de ruta o de medio de transporte.

El asistente informa además al usuario de la duración del trayecto, de cuándo ha de bajarse del vehículo e incluso alerta sobre posibles incidencias que pudieran registrarse durante el recorrido, ayudándole a adaptar su viaje en tiempo real. De este modo, se evita que los usuarios se topen con escaleras u otras barreras arquitectónicas que dificulten su marcha si fuera necesario.

Se evita que los usuarios se topen con escaleras y otras barreras arquitectónicas

Pruebas

El proyecto, en fase de desarrollo, ha sido probado con éxito por usuarios de 65 a 90 años en San Sebastián y Helsinki (Finlandia) y Viena (Austria). Para testar la aplicación, Tecnalia contó con la colaboración de DBUS, la Compañía del Tranvía de San Sebastián, que ofrece servicio de transporte público regular a los viajeros en la ciudad.

Esta herramienta forma parte de un proyecto europeo, liderado por Tecnalia, y en el que participan Citruna Technolgoies OY (Finlandia), E-Seniors (Francia), Fara OY (Noruega), Transport & Travel Research Ltd (Reino Unido), University of Vienna (Austria) VTT Technical Research Centre of Finland (Finlandia), Fara (Finlandia) e IN2 como subcontratado (Reino Unido).

Se prevé que la aplicación final esté lista en 2015, cuando entidades públicas como ayuntamientos y diputaciones, así como entidades privadas podrán incorporarla a sus servicios habituales.

Fuente: Tecnalia
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Nuevo ‘biofilmchip’ contra las infecciones bacterianas crónicas

Investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña han desarrollado un chip que, a partir de muestras de pacientes, permite crecer biopelículas bacterianas y analizar su susceptibilidad frente a diferentes antibióticos. Este dispositivo de diagnóstico sencillo y barato puede ayudar a encontrar tratamientos efectivos y personalizados contra infecciones de larga duración.

Muestran la eficacia de un páncreas artificial externo en pacientes con diabetes tipo 2

El pequeño dispositivo portátil consta de un sensor de glucosa, un algoritmo informático para calcular la dosis de insulina y una bomba para inyectarla. Se controla desde el teléfono móvil del paciente y ha sido desarrollado por un equipo de Reino Unido y Suiza. El sistema puede ser usado por enfermos que padecen tanto diabetes de tipo 2 como insuficiencia renal.