Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Hallada una de las huellas más grandes del mundo

Una autopista suiza saca a la luz el rastro de dinosaurios carnívoros

Más de 300 huellas tridáctilas de dinosaurios han sido analizadas en un yacimiento suizo antes de ser destruidas por la construcción de una autopista. El equipo internacional de paleontólogos, liderado por el Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont, confirma el hallazgo de una nueva icnoespecie (especie de huellas fósiles) de dinosaurio carnívoro que pudo medir entre siete y diez metros. El estudio completa otro trabajo que describe una de las huellas de dinosaurio carnívoro más grande del mundo, de 77 cm de longitud.

Vista general de uno de los rastros de Megalosauripus (A), mapa de profundidad de una de las huellas (B). / ICP

Localizadas en distintos yacimientos del Cantón del Jura (en Suiza, cerca de la frontera con Francia), varios rastros de huellas tridáctilas (con tres dedos) han sido analizados por un grupo internacional de paleontólogos. El trabajo, publicado esta semana en PLoS ONE, ha permitido el hallazgo de una nueva icnoespecie (especie de huellas fósiles) de dinosaurio carnívoro, al que han denominado Megalosauripus transjuranicus.

"Jurabrontes presentaba una huella enorme y revela la presencia de grandes carnívoros en esta zona", explica Novella Razzolini

Las huellas miden unos 45 cm de longitud y pertenecen a un dinosaurio carnívoro que se estima que medía entre 7 y 10 metros, dentro del rango de Allosaurus. Los investigadores también han detectado la presencia de huellas en la zona que podrían pertenecer a otro animal, posiblemente un ornitópodo, un grupo de dinosaurios herbívoros.

En paleontología, ante la imposibilidad de asociar una huella a un determinado animal, estas se clasifican utilizando una nomenclatura propia: icnogéneros e icnoespecies. En el estudio, los rastros se han asignado al icnogénero Megalosauripus por su parecido con otras huellas de este tipo, pero son suficientemente distintas a las que se conocían hasta el momento para considerarlas una nueva especie.

La descripción de Megalosauripus complementa otro artículo publicado hace algunos días en la revista Historical Biology, donde el mismo equipo de investigadores describía el nuevo icnogénero y la nueva icnoespecie, Jurabrontes courtedulensis, en el mismo conjunto de yacimientos.

En este caso, las huellas de este dinosaurio carnívoro son unas de las huellas más grandes del mundo con una longitud de 77 cm. "Jurabrontes presentaba una huella enorme y revela la presencia de grandes carnívoros en esta zona", explica Novella Razzolini, investigadora del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont (ICP). "Creemos que pueden pertenecer a dinosaurios del género Torvosaurus, que es uno de los carnívoros más grandes que vivieron durante el Jurásico", comenta.

Reconstrucción de Torvosaurus. / Wikimedia Commons

Estos animales podían alcanzar los 12 metros de largo. El tamaño de su huella y la del animal eran de las mismas dimensiones que un carnívoro como el T. rex, que aparecería varios millones de años después de Torvosaurus, durante el Cretácico superior.

El yacimiento se encontraba afectado por la construcción de una autopista que atraviesa el Cantón de Jura

Cuando Suiza parecía las Bahamas

La investigadora del ICP, conjuntamente con investigadores suizos del Paléontologie A16 y del Museo de Historia Natural de Basilea han fotografiado y obtenido moldes y modelos 3D de las huellas mejor conservadas de este conjunto de rastros.

El yacimiento se encontraba afectado por la construcción de una autopista que atraviesa el Cantón de Jura, en el límite de la frontera con Francia y que se inauguró en 2014. En el proceso de construcción de la autopista gran parte del yacimiento quedó destruido. Los hallazgos ponen en valor el extraordinario registro fósil de esta zona en relación a los dinosaurios hace entre 163 y 145 millones de años.

A pesar de que actualmente es una zona bastante montañosa, durante el Jurásico superior esta área de Suiza era una llanura de muy pocos centímetros de altura que emergía entre aguas someras que se cubrían y descubrían con la marea, formando un paisaje similar a las actuales Bahamas.

Imagen de la investigadora al lado de una huella de Jurabrontes. / ICP

Referencia bibliográficas:

Daniel Marty, Matteo Belvedere, Novella L. Razzolini, Martin G. Lockley, Géraldine Paratte, Marielle Cattin, Christel Lovis & Christian A. Meyer (2017). "The tracks of giant theropods (Jurabrontes curtedulensis & ichnosp. nov.) from the Late Jurassic of NW Switzerland: palaeoecological & palaeogeographical implications" Historical Biology. DOI: 10.1080/08912963.2017.1324438

Novella L. Razzolini, Matteo Belvedere, Daniel Marty, Géraldine Paratte, Christel Lovis, Marielle Cattin & Christian A. Meyer (2017). "Megalosauripus transjuranicus nov. A new Late Jurassic theropod ichnotaxon from NW Switzerland and implications for tridactyl dinosaur ichnology and ichnotaxomy" PLoS ONE. DOI: 10.1371/journal.pone.0180289

Fuente: Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Así evolucionó el escudo del tricerátops

Un equipo de paleontólogos, liderado por españoles, analiza cómo evolucionó esta icónica estructura anatómica de los ceratopsianos, el grupo que incluye al famoso Triceratops, durante los 65 millones de años de existencia de estos animales. El trabajo revela que esta morfología se volvió cada vez más variable a lo largo de su evolución.

Alt de la imagen
Desenterrar a los muertos era una práctica habitual en las sociedades megalíticas de hace 5.000 años

Una investigación, liderada por la Universidad de Granada, señala que los restos humanos de la necrópolis megalítica de Panoría, situada en el municipio granadino de Darro, pudieron haber sido considerados como reliquias y utilizarse para marcar y mantener importantes relaciones interpersonales.