Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una hormiga recién descubierta ya está en peligro de extinción

La primera hormiga endémica descubierta recientemente en las Islas Baleares se encuentra en peligro de extinción debido al cambio climático. Lasius balearicus habita en las cumbres de las montañas de la Serra de Tramuntana, en la parte noroccidental de Mallorca en las Islas Baleares. El estudio se publica en Journal of Biogeography.

Un ejemplar de Lasius balearicus./ UPF

Oculta a los biólogos durante años, la nueva especie de hormiga (Lasius balearicus) habita la isla de Mallorca desde hace cerca de 1,5 millones de años y ha permanecido aislada en pequeñas poblaciones que habitan exclusivamente en las cimas de las montañas de la Sierra de Tramuntana. Este himenóptero no es abundante, su diversidad genética es baja y su hábitat es pequeño y limitado.

Su aislamiento geográfico y la baja diversidad genética detectada con las pruebas de ADN hacen pensar en el peligro que corre la supervivencia de esta especie, incluso a corto plazo. Además, el modelado de su distribución predice que sufrirá fuertes efectos perjudiciales debido al cambio climático, como afirmaron los expertos.

La especie ha sido clasificada 'en peligro', de acuerdo con los criterios de la UICN

Según el estudio, publicado recientemente en Journal of Biogeography y liderado por el Instituto de Biología Evolutiva (CSIC-UPF) y la Universidad Autónoma de Barcelona, ​​no es extraño que las cimas de las montañas puedan albergar biodiversidad interesante. "En algunos casos, las especies pueden encontrar su lugar en estos hábitats inhóspitos", comenta Roger Vila, coordinador del estudio.

En peligro por los incendios

Los científicos consideran que se encuentra "en un equilibrio frágil". "Cualquier alteración del hábitat, como podrían ser los incendios que hubo en la zona el año pasado, podrían hacer reducir aún más su población e incluso llegar a hacerla desaparecer", alerta el equipo de invetsigación. En consecuencia, la especie ha sido clasificada 'en peligro', de acuerdo con los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El descubrimiento en Europa de una nueva especie, aislada reproductivamente de otras especies y distinguible morfológicamente, es un hecho significativo porque da testimonio de que una fracción de la biodiversidad permanece aún hoy inexplorada. El caso de Lasius balearicus indica que es probable que existan otras especies desconocidas en peligro de extinción que podrían desaparecer antes de ser clasificadas.

Referencia bibliográfica:

Gerard Talavera, Xavier Espadaler, Roger Vila (2014), "Discovered just before extinction? The first endemic ant from the Balearic Islands (Lasius balearicus sp. nov.) is endangered by climate change" Journal of Biogeography doi: 10.1111 / jbi.12438.

Fuente: UPF
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La mejor técnica para salvar a un pequeño ratón es saber reconocerlo

El ratón recolector de las marismas, protagonista del #Cienciaalobestia, compite por su hábitat, cada vez más degradado, con ocho millones de personas en la bahía de San Francisco, en EE UU. Su conservación se complica por su similitud con otro pequeño roedor que no está peligro de extinción. Una nueva herramienta mejora su identificación para evitar su desaparición.

Los microplásticos llegan a la dieta de los pingüinos antárticos

Un estudio con participación española ha permitido encontrar trazas de materiales plásticos en las heces de pingüinos antárticos de tres diferentes especies: Adelia, barbijo y papúa. El equipo ha hallado en las muestras poliéster y polietileno, entre otras partículas de origen humano, como las fibras de celulosa.