Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una investigación analiza nuevas proteínas relacionadas con la muerte de neuronas

Ángeles Almeida Parra, científica del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Salamanca y de la Unidad de Investigación del Hospital Universitario, estudia los mecanismos de neurodegeneración, es decir, el deterioro de las células del sistema nervioso, las neuronas, que da lugar a enfermedades como el Alzheimer. Sin embargo, su trabajo se ha centrado en ictus o isquemia cerebral, que se caracteriza por la falta de riego sanguíneo y ha comprobado que, tanto en estos casos como en los de algunas enfermedades neurodegenerativas, aparecen proteínas implicadas en el ciclo celular.

Imagen del Instituto de Neurociencias de Castilla y León en la que se observa una neurona.

El ciclo celular son los procesos relacionados con el crecimiento y división de las células. Sin embargo, las proteínas implicadas en el ciclo celular sólo se expresan en condiciones patológicas en las neuronas porque estas células del sistema nervioso no pueden dividirse. "Hemos visto que esas proteínas de ciclo celular, cuando se expresan en las neuronas, en realidad son señales para producir la muerte neuronal", ha explicado a DiCYT Ángeles Almeida, que ha ofrecido un seminario de investigación en el Instituto de Microbiología Bioquímica acerca de sus investigaciones.

Esta línea de investigación, que comenzó en 2003, ha evidenciado que esas proteínas están en modelos de isquemia y que también en el cerebro de enfermos de Alzheimer y de personas que han muerto como consecuencia de una isquemia cerebral. "Hay una relación sólida entre esa activación del ciclo células en las neuronas y muerte neuronal", señala la experta, "pero nunca división neuronal". De hecho, "si en algún momento pudiéramos conseguir que ante las proteínas del ciclo celular, en lugar de morir, las neuronas se dividiesen, sería fantástico, porque sería un buen modelo de regeneración neuronal, pero hasta el momento es imposible que de una neurona salgan dos", apunta la investigadora.

Para realizar estas investigaciones, Ángeles Almeida trabaja con cultivos celulares. "Los cultivos de neuronas son muy buenos para saber exactamente qué les sucede, pero después hay que pasar al trabajo in vivo con ratones. Por otra parte, en la sangre de pacientes de ictus buscamos biomarcadores para ver si coinciden con los que se expresan en las neuronas", señala. Lo habitual es que algunas proteínas que provocan la muerte en las neuronas estén expresadas en mayor cantidad en sangre de pacientes de ictus.

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Este nuevo modelo predice la mortalidad en pacientes con neumonía por coronavirus

Junto al Instituto de Salud Carlos III y las universidades Complutense y Rey Juan Carlos, expertos del Hospital Universitario Infanta Leonor han creado un sistema que revela el riesgo de muerte en los pacientes con neumonía por covid-19 durante su ingreso. Además, facilita las decisiones clínicas y es extrapolable a otros centros.

Alt de la imagen
Cada 16 segundos ocurre una muerte perinatal en el mundo, según Naciones Unidas

Casi 2 millones de bebés nacen muertos cada año, es decir, 1 cada 16 segundos, según las primeras estimaciones conjuntas de UNICEF, la OMS y la ONU. Además, las interrupciones de los servicios de salud relacionadas con la covid-19 podrían empeorar la situación, añadiendo potencialmente cerca de 200.000 fallecimientos más en un período de 12 meses.