Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Astronomía y Astrofísica

Una misteriosa onda gigante detenida en la atmósfera de Venus

Científicos japoneses han descubierto una enorme estructura arqueada e inmóvil sobre la atmósfera de Venus con la ayuda de la sonda Akatsuki. Los investigadores creen que se podría generar en zonas atmosféricas más bajas por la presencia de sistemas montañosos.

Temperatura y radiación de Venus tomada por la sona Akatsuki / ©Planet-C

La sonda Akatsuki de la agencia espacial japonesa (Japan Aerospace Exploration Agency) ha detectado una estructura enorme e inmóvil en la atmósfera de Venus, según desvela un estudio publicado esta semana en la revista Nature Geoscience.

La estructura arqueada se extiende a lo largo de 10.000 kilómetros en la atmósfera superior

Se trata de un hecho difícil de explicar, dado en la espesa atmósfera superior de Venus las nubes de ácido sulfúrico se mueven a una velocidad de 100 metros por segundo, mucho más rápido que la rotación del planeta (donde un día dura más de lo que tarda en dar la vuelta al Sol).

El investigador Makoto Taguchi, de la Universidad de Rikkyo, en Tokio (Japón) y su equipo han detectado una enorme región brillante con forma de arco que se extiende a lo largo de unos 10.000 kilómetros a través de la atmósfera superior de Venus, en la cima de las nubes.

La sonda Akatsuki entró en la atmósfera de Venus a finales de 2015 y observó esta estructura durante varios días. En ese tiempo la extraña onda no se movió, a pesar de los vientos atmosféricos. Se mantuvo inmóvil sobre una región montañosa de la superficie del planeta.

Secuencia de las temperaturas tomadas en la cima de las nubes de Venus que muestran la estructura sobre la superficie del planeta / ©Planet-C

Los autores creen que esa estructura, cuya temperatura es mayor que la de la atmósfera que la rodea, es resultado de una onda generada en la atmósfera inferior que fluye sobre la topografía montañosa de la zona; un fenómeno similar al paso del aire entre montañas de la Tierra.

Aunque sigue sin quedar claro que las ondas provocadas por las montañas se pueda propagar hacia la cima de las nubes de Venus, las observaciones realizadas apuntan a que las dinámicas atmosféricas de este planeta son mucho más complejas de lo que creía hasta ahora.

Referencia bibliográfica:

Makoto Taguchi et al. “Large stationary gravity wave in the atmosphere of Venus”. Nature Geoscience, DOI 10.1038/ngeo2873 http://nature.com/articles/doi:10.1038/ngeo2873

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Una estrella binaria en la ‘pupila’ de Sauron

Con la ayuda del telescopio espacial TESS, un equipo científico liderado desde el Centro de Astrobiología ha observado el núcleo de ocho nebulosas planetarias. En siete de ellas, incluida la famosa nebulosa de la Hélice, han detectado signos claros de variabilidad en la curva de luz de su estrella central, lo que sugiere que la acompaña otra estrella compañera.

Alt de la imagen
Un juego de palabras astrofísico
Descubierta la primera enana blanca pulsante en un sistema binario eclipsante

Astrofísicos europeos han descubierto una antigua enana de luminosidad variable orbitando mutuamente con otra estrella en un sistema doble. El hallazgo proporciona información importante sobre cómo evolucionan y finalmente mueren estrellas como nuestro Sol.