Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una plataforma para la identificación electrónica de los europeos en la nube

Científicos de la Universidad Carlos III de Madrid han liderado el desarrollo de un prototipo que permitirá el acceso de los ciudadanos europeos a los servicios públicos y privados nacionales desde cualquier Estado miembro de la UE, utilizando únicamente la identificación electrónica de sus respectivos países.

El sistema permitirá el acceso de los ciudadanos europeos a los servicios públicos y privados nacionales desde cualquier país de la UE. / UC3M

El proyecto eID@loud, en el que participan científicos y tecnólogos de cinco países europeos, tiene como finalidad integrar en plataformas electrónicas en la nube toda la infraestructura de servicios digitales de identificación electrónica (DSI) europea, siguiendo la regulación eID (identificación electrónica, por sus siglas en inglés).

La iniciativa, puesta en marcha por la UE, tiene por finalidad que cualquier ciudadano europeo pueda acceder a los servicios electrónicos de cualquier otro país miembro. Por ejemplo, una persona de España, con su DNI, podrá acceder a servicios en Noruega sin ningún problema”, explica el responsable del proyecto Jesús Carretero, catedrático del Informática y responsable del grupo de investigación ARCOS de la UC3M.

El sistema facilitará a las personas y empresas de la UE el acceso a los servicios y garantizará la movilidad transfronteriza

El prototipo logra interconectar cinco plataformas, una por cada país participante en el proyecto (Dinamarca, España, Islandia, Holanda y Noruega) a nodos del eIDAS (el sistema europeo de reconocimiento de identidades electrónicas) permitiendo utilizar los servicios genéricos de entrega y de comercio electrónico de instituciones públicas y privadas. Esto facilitará a las personas y empresas de la UE el acceso a los servicios prestados y garantizará la movilidad transfronteriza, según los investigadores.

Redes transeuropeas de alto rendimiento

“Actualmente, la creación de los nodos eIDAS está formada por ministerios de distintos países y solo presta servicio a entidades públicas. Lo que estamos haciendo nosotros es conectar también sistemas en la nube de proveedores de servicios privados”, apunta Carretero.

El desarrollo del prototipo se ha llevado a cabo gracias a Connecting Europe Facility (CEF), un instrumento de financiación europeo para promover el desarrollo de redes transeuropeas de alto rendimiento, sostenibles y eficientemente interconectadas en los ámbitos del transporte, la energía y los servicios digitales.

“La ventaja de este proyecto es que se podrá extender e incluir la identificación electrónica en cualquier intercambio de documentos. De esta manera, si, por ejemplo, mandas un documento firmado electrónicamente a Suecia, la administración sueca te lo reconocerá sin problema con tu firma digital española”, concluye el catedrático.

Fuente: UC3M
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Nuevos test de anticuerpos detectan la inmunidad frente a la COVID-19 con una fiabilidad superior al 98 %

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha desarrollado nuevos test serológicos de alta fiabilidad. Son capaces de detectar anticuerpos y permiten saber si un individuo ha estado en contacto con el SARS-CoV-2 y si su sistema inmunitario ha reaccionado. 

Alt de la imagen
Una de las vacunas experimentales chinas contra la COVID-19 se probará en militares

Los miembros del ejército chino recibirán las primeras dosis de uno de los principales candidatos de vacuna contra el SARS-CoV-2. Esta vacuna está siendo desarrollada por la firma CanSino Biologics, en colaboración con la Academia de Ciencias Militares. La decisión se produce después de que los primeros ensayos clínicos “probaran su seguridad y mostraran cierta eficacia”, según ha señalado la empresa en un comunicado.