Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una proteína generada por el virus del herpes potencia el crecimiento axonal

Científicos españoles han descubierto que el virus del herpes produce una proteína que, al entrar en contacto con las neutrofinas, favorece el crecimiento axonal de la enfermedad y facilita su entrada en el sistema nervioso. Este hallazgo podría abrir nuevas vías para terapias de procesos neurodegenerativos y de regeneración axonal.

Imagen de neuronas periféricas de ratón expuestas a neutrofinas (izq.) o a la unión de la proteína del virus del herpes simple tipo 2 y neutrofinas. / CSIC

Un estudio realizado por investigadores del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Autónoma de Madrid) ha demostrado que una proteína generada por el virus del herpes simple tipo 2 une un tipo de neutrofinas, proteínas que favorecen el crecimiento axonal y la supervivencia de las neuronas.

Hasta hora se desconocía el mecanismo por el que el virus del herpes conseguía infectar la piel y la mucosa hasta alcanzar las neuronas periféricas, en las que permanece latente durante toda la vida del individuo afectado.

La intersección entre la proteína y las neurotrofinas permite al virus invadir y vivir en determinados tejidos nerviosos

El trabajo, que se ha publicado en la revista PLOS Pathogens, indica que la capacidad de potenciar el crecimiento axonal de la proteína generada por el virus del herpes simple tipo 2 está modulada por la unión a la neurotrofina, atrayendo así las terminaciones nerviosas hacia el sitio de la infección.

De ser así, este crecimiento axonal ayudaría a que el virus pasara desde la piel hasta el sistema nervioso, garantizando de este modo el ciclo viral. Además, la interacción entre esta proteína y las neurotrofinas explicaría su habilidad para invadir y vivir en determinados tejidos nerviosos. Esta es la primera vez que se demuestra que es un proceso activo y no pasivo.

Posible herramienta terapéutica

“El hallazgo trasciende a la investigación básica ya que permite plantear el uso de la proteína generada por el virus del herpes como posible herramienta terapéutica en procesos de neurodegeneración y regeneración axonal”, explica el investigador del CSIC Francisco Wandosell.

Antonio Alcamí, otro de los cientifícos participantes en el estudio, explica: “Descubrir los mecanismos que permiten al virus del herpes acceder al sistema nervioso permitirá diseñar en el futuro virus específicos y eficientes que puedan usarse en terapia génica”.

Referencia bibliográfica:

Cabrera, J. R. et al. “Secreted Herpes Simplex Virus-2 Glycoprotein G Modifies NGF-TrkA Signaling to Attract Free Nerve Endings to the Site of Infection”. PLoS Pathogens. DOI: 10.1371/journal.ppat.1004571

Fuente: CSIC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Cómo la inmunidad innata entrenada protege frente al SARS-CoV-2 y potencia las vacunas de la covid-19

Un equipo de varias instituciones de investigación españolas ha demostrado que una inmunoterapia compuesta de bacterias muertas protege contra la infección causada por el coronavirus. El estudio se ha hecho en ratones susceptibles a dicho virus.

Trasplantan con éxito un riñón de cerdo modificado a una mujer en muerte cerebral
EFE

Un equipo de cirujanos de la Universidad de Nueva York ha logrado el hito de que el órgano trasplantado funcionara correctamente durante 54 horas. Esta operación allana el camino para que en un futuro se puedan emplear órganos animales modificados genéticamente en humanos.