Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Valoramos más el esfuerzo de las personas con poder

Un estudio realizado en la Universidad de Granada ha demostrado que el grado de poder de los sujetos influye "claramente" en la justificación que los demás dan a sus éxitos o sus fracasos. Para llevarlo a cabo, los investigadores trabajaron con una muestra de 142 estudiantes de primer curso de la Facultad de Psicología. Cuanto más poderosa sea una persona, más le atribuiremos el esfuerzo de haber conseguido algo.

Foto: Giorgio.

La sociedad atribuye los éxitos y los fracasos de las personas que tienen un alto poder a su “esfuerzo”, mientras que, cuando el fracaso es obtenido por personas que no tienen ese poder, éste se debe a su “poca habilidad para realizar sus tareas”, y no se valora su esfuerzo. Dicho de otro modo: el grado de poder de los sujetos influye claramente en la justificación que los demás dan a sus éxitos o sus fracasos.

Así se desprende de una investigación realizada por los profesores Rocío Martínez Gutiérrez, Rosa Rodríguez Bailón y Miguel Moya, del Departamento de Psicología Social de la Universidad de Granada, y publicada recientemente en la revista “Universitas Psicológica” de la Universidad de Bogotá (Colombia).

El objetivo principal de este trabajo era analizar el impacto del poder en las atribuciones que los perceptores hacen sobre diversos eventos que tienen lugar en el ámbito laboral. Para llevarlo a cabo, los investigadores trabajaron con una muestra formada por 142 estudiantes de primer curso de la Facultad de Psicología de la UGR. De ellos, el 17,6% fueron hombres y el 82,4% mujeres.

Un cuestionario con cuatro escenarios

A todos ellos se les aplicó un cuestionario formado por 4 escenarios en los que se describían situaciones enmarcadas en el contexto laboral. Para controlar el posible efecto del sexo de los protagonistas, éste fue siempre femenino en los 4 escenarios. Tras presentarles el escenario, se les pedía a los participantes que señalaran alguna causa (entre cuatro) como responsable del éxito o del fracaso del sujeto en su lugar de trabajo.

A la luz de los resultados de este trabajo, Rocío Martínez cree que “sería necesario seguir profundizando en los efectos del poder en otros contextos, como por ejemplo, el empresarial o en organizaciones en las que se puedan observar las interacciones reales entre supervisores y subordinados”.

Fuente: Universidad de Granada
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La ciencia ayuda a los neoyorquinos a recordar sus citas judiciales y evitar arrestos menores

Un estudio ha permitido diseñar en la ciudad de Nueva York dos intervenciones para reducir la ratio de incomparecencias judiciales por infracciones leves, evitando más de 30.000 órdenes de arresto en tres años. El éxito de las actuaciones se ha asegurado comunicando de manera clara cuándo y dónde acudir, y mandando recordatorios por SMS.

Alt de la imagen
Leer acompañados aumenta la creatividad

El lenguaje ha evolucionado como consecuencia de la interacción social, sin embargo, la mayor parte de las investigaciones se hacen con participantes aislados. ¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando leemos en presencia de otros? Investigadores de la Universidad Complutense de Madrid y del Instituto de Salud Carlos III han demostrado que la compañía favorecería una comprensión del lenguaje más creativa e integradora y el aislamiento un procesamiento más sistemático y automático.