Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Ingeniería y tecnología del medio ambiente

Vapor de agua para eliminar olores en plásticos reciclados

Investigadores de la Universidad de Alicante han desarrollado una tecnología que permite la eliminación de olores en plásticos reciclados empleando vapor de agua. Esta innovación aumenta la reutilización de envases procedentes de la basura doméstica e industrial, reduciendo la cantidad que acaba en el vertedero.

Los investigadores Andrea Cabanes y Andrés Fullana durante el proceso de eliminación de olores en plástico reciclado. / Roberto Ruiz/Taller de Imagen UA

Investigadores del Grupo de Residuos, Energía, Medio Ambiente y Nanotecnología (REMAN) de la Universidad de Alicante (UA) han desarrollado una tecnología para la eliminación de olores en materiales plásticos reciclados por arrastre de vapor. Esta innovación aumenta la reutilización de plásticos procedentes de basura doméstica e industrial como materia prima para su uso posterior.

Esta técnica para eliminar elementos contaminantes y sustancias odoríferas de los plásticos reciclados empleando vapor de agua ya se ha patentado

Este procedimiento, patentado hace escasos meses y por el que ya se han interesado cinco empresas, entre ellas una multinacional, elimina los elementos contaminantes y también las sustancias odoríferas de los plásticos reciclados empleando vapor de agua, según explica la investigadora de la UA Andrea Cabanes.

Esta joven investigadora y el catedrático en Ingeniería Química de la UA, Andrés Fullana, han dedicado un año y medio a desarrollar este novedoso invento que posee un gran potencial para sectores del reciclaje y de la fabricación de envases plásticos. La importancia de la tecnología radica en su contribución a disminuir los desechos de este material en los vertederos y a aumentar la calidad de los envases domésticos reciclados.

Toneladas de envases

En 2018 se generaron 29,1 millones de toneladas de residuos plásticos en Europa, de los cuales 17,8 millones de toneladas correspondieron a envases. De ese volumen, un 42 % se recicló y el resto se incineró o se desechó en vertederos. Eso supone que más de diez millones de toneladas de residuos plásticos no se reciclan en Europa anualmente. En este sentido, la tecnología patentada por la UA, además de obtener un producto limpio libre de olores totalmente reutilizable para otros usos mediante un procedimiento respetuoso con el medio ambiente, permite la reducción de plásticos en vertederos.

Cada vez hay mayor demanda para mejorar la calidad de este tipo de materiales reciclados

Los materiales con los que trabajan Cabanes y Fullana son los envases de plástico porque cada vez hay una mayor demanda para mejorar la calidad de estos materiales reciclados. Sin embargo, la reutilización de los residuos de plástico domésticos se ve limitada por su alto contenido en restos de comida y productos de limpieza que se absorben en la matriz polimérica, convirtiéndose en contaminantes y causantes del mal olor, según ambos investigadores.

Estas sustancias odoríferas son compuestos orgánicos volátiles (VOC) que en la actualidad no se pueden eliminar mediante un lavado convencional o el actual reciclaje mecánico convencional. “Por tanto, existe la necesidad de reciclar de una manera eficiente y respetuosa con el medio ambiente estos residuos de plástico para su posterior utilización como materia prima, así como para reducir su presencia en vertederos, disminuir los costes de producción en las industrias del sector, y para aumentar el valor añadido del producto", añade Cabanes.

El procedimiento patentado por la UA comprende varias etapas. La primera consiste en la separación y acondicionamiento del plástico; la segunda, en su triturado; la tercera, en su lavado químico con surfactante (jabón); la cuarta, en el enjuague del material plástico; la quinta, en el secado mecánico, y la sexta, en la desodorización del plástico, que se realiza en una columna de destilación con vapor.

Fuente:
Universidad de Alicante
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La caída de la contaminación por el confinamiento se ve desde el espacio

En comparación con marzo del año pasado, las últimas observaciones del satélite europeo Sentinel-5P muestran un acusado descenso en las concentraciones de dióxido de nitrógeno en grandes ciudades europeas como Madrid, Barcelona, París y Milán. Las medidas de contención para frenar la pandemia de COVID-19 están produciendo este efecto temporal positivo.

Alt de la imagen
Así se han reducido los contaminantes por las medidas contra el COVID-19

El satélite europeo Sentinel-5P ha detectado una caída significativa en las concentraciones de dióxido de nitrógeno en el norte de Italia entre febrero y marzo. La disminución de este compuesto, emitido por los vehículos, coincide con las medidas adaptadas para evitar el avance de la enfermedad, que han provocado una reducción del tráfico y las actividades industriales.