Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Ver la televisión se asocia con peor salud mental en mujeres mayores

Las mujeres mayores de 60 años que pasan más tiempo viendo la televisión tienen mayor riesgo de desarrollar síntomas depresivos y angustia. Es lo que concluyen investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid en un trabajo donde apuntan que, por el contrario, realizar actividades físicas como caminar o hacer bricolaje contrarresta los efectos negativos del sedentarismo sobre la salud mental.

El estudio se ha realizado con 2.614 personas mayores de 60 años. / Wikimedia

Los científicos ya sabían que los adultos jóvenes que pasan más tiempo sentados tienen un mayor riesgo de depresión, pero muyy pocos estudios habían evaluado en los adultos mayores si el sedentarismo se asocia también con peor salud mental.

Tampoco, hasta ahora, se había examinado si las conductas sedentarias que requieren un mayor esfuerzo intelectual (como leer o trabajar con el ordenador) y las conductas sedentarias pasivas (como ver la televisión) se asocian de manera diferente con la salud mental.

Se ha observado que las mujeres mayores que pasaban más tiempo viendo la televisión desarrollaban más síntomas de depresión y 'distrés' psicológico

Para aclarar esta cuestión, investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el CIBERESP realizaron un estudio con 2.614 personas mayores de 60 años participantes en la cohorte ENRICA-Seniors, un conjunto de personas con el que se analizan asociaciones entre el estilo de vida y el envejecimiento saludable de adultos mayores.

Los participantes fueron entrevistados en 2012, cuando se recogió información sobre sus hábitos sedentarios y de actividad física. Posteriormente, fueron seguidos hasta el año 2015, con el fin de investigar quiénes desarrollaban depresión o distrés psicológico.

Tras el seguimiento, se observó que las mujeres que más tiempo pasaban viendo la televisión desarrollaban más síntomas de depresión y el llamado 'distrés' psicológico. Sin embargo, las que pasaban más tiempo sentadas realizando actividades con mayor esfuerzo intelectual (leer o trabajar con el ordenador) presentaron un menor número de síntomas depresivos y de distrés. “Desconocemos qué factores puedan explicar el por qué estos resultados no se observaron en hombres”, afirman los autores.

Por último, los resultados –publicados en la revista Depress Anxiety– apuntan que la actividad física, en concreto caminar, practicar algún deporte o hacer bricolaje, puede contrarrestar los efectos negativos del sedentarismo sobre la salud mental.

Depresión y 'distrés' psicológico

La depresión es el trastorno mental más frecuente en ancianos y la principal causa de discapacidad en el mundo. Alrededor del 10% de las personas mayores de 60 años padece depresión. Este es un importante problema de salud, no solo porque empeora mucho la calidad de vida sino también porque eleva el riesgo de padecer enfermedades crónicas como las cardiovasculares, aumenta el uso de los servicios sanitarios, reduce la adherencia a los tratamientos médicos y aumenta el riesgo de muerte.

El distrés psicológico es un estado de angustia o sufrimiento que conduce a una pérdida progresiva de energía, agotamiento emocional y pérdida de interés en las cosas de la vida. Al igual que ocurre con la depresión, este estado se asocia con un mayor riesgo de enfermedades crónicas y muerte.

Las personas mayores pasan la mayor parte del día sentados, ya sea viendo la televisión, leyendo, usando el ordenador, escuchando música, etc. Este sedentarismo aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes, cáncer y obesidad, así como de ser hospitalizado o incluso morir.

Referencia bibliográfica:

Andrade-Gómez E, Martínez-Gómez D, Rodríguez-Artalejo F, García-Esquinas E. Sedentary behaviors, physical activity, and changes in depression and psychological distress symptoms in older adults. Depress Anxiety. Doi: 10.1002/da.22804.

Fuente: UAM
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los ancianos con vida social activa tienen una mejor microestructura cerebral, clave para evitar la demencia
SINC

Visitar a amigos, ir al cine o hacer trabajos voluntarios activan regiones específicas del cerebro necesarias para el reconocimiento de caras y emociones, la toma de decisiones y sentirse recompensados. Un estudio de investigadores estadounidenses sugiere que podría “prescribirse” la sociabilización para disminuir el riesgo del deterioro cognitivo.

Alt de la imagen
ANÁLISIS
La transparencia importa: Italia actúa contra el secretismo en el coste de medicamentos
Silvia Mancini

Las corporaciones farmacéuticas no están obligadas a revelar sus costes de I+D, cuánto dinero público reciben para el desarrollo de un medicamento o qué precios cobran en diferentes países. Silvia Mancini, experta en Salud Pública y responsable de Asuntos Humanitarios de Médicos Sin Fronteras en Roma, es testigo del paso pionero que acaba de dar Italia al exigir una mayor claridad a la industria.