Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Biomedicina y Salud
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los cabezales de la ducha están llenos de patógenos

A pesar de su importancia para la higiene, la ducha diaria puede tener consecuencias negativas para la salud. Un estudio de la Universidad de Colorado en Boulder analizó unos 50 cabezales de ducha de nueve ciudades de siete estados de EEUU, para concluir que un 30% de los dispositivos albergaban importantes niveles de Mycobacterium avium. Este patógeno está vinculado a enfermedades pulmonares y puede llegar a infectar de forma ocasional a personas sanas. Aunque los investigadores señalan que no es raro encontrar patógenos en aguas municipales, lo sorprendente es que descubrieron que algunos M. avium y otros patógenos estaban agrupados en finos biofilms que se pegan en el interior de los cabezales, en unos niveles que superan más de cien veces los de las aguas municipales.

El estudio, que se publica en Proceedings of the National Academy of Sciences, señala que el incremento de infecciones pulmonares en los EEUU en las últimas décadas puede estar vinculado con el hecho de que la gente se ducha más y se baña menos. El chorro de agua que sale de los cabezales puede distribuir gotas llenas de patógenos que se suspenden en el aire y que pueden ser inhaladas fácilmente. Aun así, los investigadores advierten que ducharse no entraña grandes riesgos.

Fuente: SINC
Derechos: Copyright
Creative Commons 4.0
Puedes copiar, difundir y transformar los contenidos de SINC. Lee las condiciones de nuestra licencia
Sé el primero en comentar