Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Precisión y simetría al comparar núcleos y antinúcleos en el LHC

A Saba/CERN-ALICE
19 agosto 2015 11:00 CEST

Precisión y simetría al comparar núcleos y antinúcleos en el experimento ALICE del LHC. / A Saba/CERN-ALICE

El experimento ALICE del gran colisionador LHC del CERN ha efectuado una medida muy precisa de las diferencias entre los ratios de la masa y carga eléctrica de núcleos ligeros (del deuterio –un isótopo del hidrógeno– y el helio-3) y sus respectivos antinúcleos (del antideuterio y antihelio-3, respectivamente).

El resultado se ha publicado esta semana en la revista Nature Physics y confirma una simetría fundamental de la naturaleza con una precisión sin precedentes (las medidas se mejoran en un factor de 10-100) para los núcleos ligeros. Se trata de la denominada simetría CPT, que implica que todas las leyes de la física siguen siendo las mismas tras un cambio simultáneo de la conjugación de carga (C), trasformación de paridad (P) e inversión temporal (T).

En la imagen, el detector de ALICE y mediciones de pérdida de energía para identificar antinúcleos (curvas superiores a la izquierda) y núcleos (curvas superiores a la derecha) producidas en colisiones de iones de plomo.

Artículos relacionados