Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Nace el MareNostrum, el primer superordenador español

MareNostrum, el primer superordenador español

El 27 de febrero de 2004 el Gobierno de España aprobó un acuerdo que supondría la instalación de lo que, hace diez años, sería la cuarta computadora más potente del mundo. El contrato, firmado con IBM, traería un año después un ordenador que fue bautizado como MareNostrum y que puso al país en el mapa de la supercomputación.

Según la última actualización de la lista de TOP500 –llevada a cabo en noviembre del 2017– el supercomputador español ya solo ocupa el puesto 16 del ranking mundial.

El MareNostrum está instalado en el Barcelona Supercomputing Center, una institución perteneciente al Ministerio de Economía y Competitividad (51%), la Generalitat de Catalunya (37%) y la Universidad Politécnica de Cataluña (12%) y se caracteriza por estar integrado en una antigua capilla hoy desacralizada.

La potente computadora ha ayudado a distintas disciplinas científicas a resolver algunas de las cuestiones más relevantes de la actualidad, como la descodificación del genoma humano, la investigación de la estructura de proteínas, la predicción meteorológica o el diseño de nuevos fármacos.

Esta herramienta ha significado un gran progreso para la comunidad científica española, ya que hace posible el desarrollo de proyectos que, hasta el momento, sólo podía llevarse a cabo en los centros internacionales.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Creative Commons 4.0
Puedes copiar, difundir y transformar los contenidos de SINC. Lee las condiciones de nuestra licencia
Sé el primero en comentar