Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Bartha M. Knoppers, directora del Centro de Genómica y Política de la Universidad McGill

“Es necesario un código internacional de conducta en la investigación con células madre”

SINC habla con Bartha María Knoppers, directora del Centro de Genómica y Política de la Universidad McGill (Canadá) y autora principal de la Carta de Células Madre, la primera declaración internacional sobre investigación en células madre que la comunidad científica ha presentado en la Cumbre Mundial de Células Madre celebrada a finales de septiembre en Baltimore (EE UU).

Bartha María Knoppers, directora del Centro de Genómica y Política de la Universidad McGill (Canadá). Foto: Stem Cell Foundation.

Prestigiosos científicos han firmado la Carta de células madre, así como organizaciones como la Stem Cell Network (Red de Células Madre) de Canadá, el Instituto de Política Genética de EE UU o la Fundación para la Investigación de la Diabetes Juvenil (JDFR, en sus siglas en inglés). El documento no es una herramienta publicitaria. Por eso, el colectivo de investigadores firmantes no ha buscado el apoyo directo de los gobiernos. Bartha María Knoppers, directora del Centro de Genómica y Política de la Universidad McGill (Canadá) y principal autora del documento nos cuenta que es un código ético, de fácil acceso y fácil de adoptar. “Queremos construir una comunidad en la que participen científicos, médicos, pacientes, líderes comunitarios y el público en general que apoya la ciencia de células madre, y que prestará su tiempo y su voz para defender la causa”, confiesa Knoppers. Con un océano de por medio, esta genetista de prestigio internacional desbroza los detalles de lo que supone la primera declaración mundial sobre investigación en células madre.

¿Cómo puede ayudar este documento a superar las barreras éticas en este campo de la investigación?

El escrito hace referencia a la Carta de la Organización Mundial de la Salud de 1946, que establece que “conseguir el mejor nivel de salud posible es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano sin distinción de raza, religión, creencia política, condición económica o social”. La Carta suscribe esta declaración y propone cinco principios: la responsabilidad, la protección de la ciudadanía, la libertad intelectual, la transparencia y la integridad. Todo ello, para garantizar la continuidad de la investigación con células madre y las normas éticas fundamentales.

¿Han recibido alguna crítica?

No. La Carta se ha redactado en consenso con un grupo de trabajo constituido por científicos, líderes empresariales, y pacientes para que cualquier persona pueda apoyarla.

¿Que tipos de investigación con células madre respalda?

Apoya toda investigación que mantenga un alto nivel de calidad científica, de seguridad y de integridad ética.

Desde su perspectiva canadiense, ¿qué camino debe seguir la investigación con células madre en Europa?

Hay muchas organizaciones en Europa que hacen un trabajo increíble, tanto en términos de investigación como de divulgación científica. Sin embargo, también hay algunas organizaciones europeas que hacen promoción de tratamientos que no están respaldados por evidencias científicas. Por eso es necesario que exista un código internacional de conducta para investigadores que promueva la responsabilidad en este campo y mantenga la credibilidad para asegurar la inversión pública que merece.

¿Qué opinión tiene sobre la voluntad de Obama de levantar el veto al uso de fondos públicos para investigaciones con células embrionarias?

Es un gran paso adelante para la investigación con células madre en EE.UU. y también en el extranjero.


¿Qué le diría a los opositores de este tipo de investigación que están preocupados por los derechos del embrión humano?

Gran parte de la controversia que rodea el campo de la investigación con células madre gira en torno a las células madre embrionarias, pero existen numerosas fuentes de células con un potencial increíble para tratar y curar enfermedades.

Bartha María Knoppers fue presidenta de la Comisión de Ética del Proyecto HUGO, (Human Genoma Organization). Hoy preside el Grupo de Trabajo de Ética del Foro Internacional de Células Madre y dirige el Centro de Genómica y Política de la Universidad McGill en Canadá. La Carta de Células Madre se encuentra accesible en la web: www.stemcellcharter.org.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Científicos de China y EE UU generan embriones quiméricos humano-mono

Juan Carlos Izpisúa ha vuelto a hacerlo. Como ya avanzó en 2019, su equipo ha inyectado células madre de personas en embriones de primates para desarrollar nuevos modelos de enfermedades humanas y generar órganos trasplantables. Este ambicioso experimento no solo plantea problemas biológicos, sino también éticos.

Un fármaco ya en uso en humanos corrige la obesidad en ratones sin efectos secundarios

Investigadores del CNIO han tratado ratones obesos con digoxina, un fármaco indicado contra varias enfermedades cardiacas, y han observado cómo los animales perdían hasta un 40 % de peso incluso al tomar una dieta rica en grasa. Además, los roedores se curaron de trastornos metabólicos asociados a la obesidad.