Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Beber agua embotellada no reduce la exposición a los contaminantes

La gente con nivel socioeconómico medio-alto o mayores niveles de escolaridad que beben agua embotellada en lugar de agua del grifo también está expuesta a los contaminantes del agua potable. Esta conclusión es fruto del proyecto EPICURO, liderado por investigadores del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL) y que forma parte de un estudio nacional del cáncer de vejiga.

Los investigadores concluyeron que toda la población sufre alguna exposición a los trihalometanos (THM), productos químicos formados en agua tratada con cloro. Foto: luipermom.

De hecho, tras preguntar a 1.300 personas, los investigadores concluyeron que toda la población sufre alguna exposición a los trihalometanos (THM), productos químicos formados en agua tratada con cloro. Estos THMs son factores de riesgo del cáncer de vejiga, se encuentran en el agua potable y pueden ser ingeridos, absorbidos por la piel o inhalados en baños, duchas y/o piscinas públicas.

La razón es simple: las personas con un nivel socioeconómico más alto, a pesar de reducir su exposición a los contaminantes del agua al beberla embotellada, se duchan durante más tiempo, se bañan más frecuentemente y van más a las piscinas que las personas con un nivel socioeconómico bajo.

Gemma Castaño-Vinyals, investigadora del CREAL y directora del estudio, afirma que "el riesgo de padecer cáncer de vejiga por contacto únicamente con estos contaminantes es pequeño, únicamente es otro factor de riesgo". De hecho, esta investigadora añade que “los resultados de este estudio puede ayudarnos a entender los patrones de uso del agua en el contexto de elaborar pautas para la mejora de la salud pública y para prevenir el cáncer”.

------------------------------------

Referencia bibliográfca:

Gemma Castaño-Vinyals, Kenneth P Cantor, Cristina M Villanueva, Adonina Tardon, Reina Garcia-Closas, Consol Serra, Alfredo Carrato, Núria Malats, Nathaniel Rothman, Debra Silverman and Manolis Kogevinas. "Socioeconomic status and exposure to disinfection by-products in drinking water in Spain". Environmental Health, marzo 2011.doi:10.1186/1476-069X-10-18

Fuente: Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Trasplantan con éxito un riñón de cerdo modificado a una mujer en muerte cerebral
EFE

Un equipo de cirujanos de la Universidad de Nueva York ha logrado el hito de que el órgano trasplantado funcionara correctamente durante 54 horas. Esta operación allana el camino para que en un futuro se puedan emplear órganos animales modificados genéticamente en humanos.

Elaine Fuchs, bióloga molecular e investigadora en el Howard Hugues Medical Institute
“Las células madre del cáncer pueden ser el gran obstáculo a los tratamientos”

Aunque las terapias contra el cáncer mejoran, sigue habiendo tumores que no desaparecen o que se reproducen de nuevo. El motivo parece estar en las células madre y en su capacidad para hacerles frente. Hablamos con Elaine Fuchs, pionera en el estudio de este tipo de células en la piel, cuyo nombre aparece desde hace años en las quinielas para los premios Nobel.