Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Ciencias de la Vida

Cuando los peces envejecen, no ensordecen

A medida que los mamíferos envejecemos, las células ciliadas que se encuentran en el oído interno y que captan los estímulos auditivos y el sentido del equilibrio mueren y no se regeneran, por eso la sordera es una enfermedad frecuente en personas de avanzada edad. Pero un equipo de científicos españoles ha descubierto que los peces cebra sí son capaces de regenerar estas células gracias al ácido retinoico, un ingrediente recurrente en cremas antienvejecimiento. El trabajo abre nuevas líneas de investigación en el tratamiento de la pérdida de oído en humanos.

Nuevas células ciliadas observadas mediante fluorescencia tras dañar el oído interno. / CCS-UPF

Las células ciliadas se encuentran en el oído interno y son las encargadas de captar los estímulos auditivos y los cambios en la posición del cuerpo (sentido del equilibrio). Estas células mueren cuando se exponen a traumas acústicos o a sustancias tóxicas y debido a procesos naturales de envejecimiento.

Sin embargo, las células de los mamíferos adultos no tienen capacidad regenerativa, por eso la sordera es una enfermedad frecuente en las personas de avanzada edad. Los peces, en cambio, sí que son capaces de regenerar las células ciliadas. Saber a qué se debe esta capacidad regenerativa abre la ventana a nuevas líneas de investigación en el tratamiento de la pérdida de oído.

Saber a qué se debe esta capacidad regenerativa abre la ventana a nuevas líneas de investigación en el tratamiento de la pérdida de oído

El grupo de Biología del Desarrollo del departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud (DCEXS) de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) ha descubierto que la vía del ácido retinoico desencadena la regeneración de las células ciliadas dañadas de peces cebra. El estudio se ha publicado en la revista Journal of Neuroscience.

Un antiaging contra la pérdida de oído

Las propiedades regenerativas del ácido retinoico se han estudiado ampliamente en órganos como las extremidades o el corazón de los anfibios, además de ser un ingrediente recurrente en las cremas antienvejecimiento. Pero su función regenerativa en el oído de los peces se desconocía hasta el momento.

Mediante técnicas de inhibición genética y farmacológica, el equipo a cargo de Berta Alsina ha demostrado que este ácido es imprescindible para la regeneración celular del oído interno de pez cebra.

Al dañar las células ciliadas, los investigadores han visto que se activa la vía del ácido retinoico, que reprime la expresión de los genes p27kip y sox2, componentes clave en el desarrollo de las células ciliadas. Esta represión permite la generación de nuevas células ciliadas para reconstruir el órgano sensorial dañado.

Estos descubrimientos son muy útiles para comprender los mecanismos moleculares que subyacen la regeneración celular de los vertebrados no mamíferos y señalan la vía del ácido retinoico como diana en la investigación de agentes terapéuticos para recuperar el oído.

Además de su papel en el oído interno, el estudio muestra el papel regenerativo del ácido retinoico en la línea lateral de los peces, un órgano sensorial que les permite detectar el movimiento del agua que les rodea.

Referencia bibliográfica:

Davide Rubbini, Àlex Robert-Moreno, Esteban Hoijman, Berta Alsina. "Retinoic Acid Signaling Mediates Hair Cell Regeneration by Repressing p27kip and sox2 in Supporting Cells". Journal of Neuroscience noviembre de 2015. doi: 10.1523/JNEUROSCI.1099-15.2015

Fuente: Universidad Pompeu Fabra
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La masacre que dejó nueve muertos en una cueva de Aragón hace 7.300 años

Las víctimas fueron cinco adultos y cuatro niños, según los huesos hallados en una cueva de la Alta Ribagorza aragonesa. No se conoce la identidad de los atacantes, pero los restos revelan que asesinaron con extrema violencia a los familiares de los pastores del Neolítico por disputas territoriales o robo de ganado o de mujeres.

Alt de la imagen
La caza furtiva de grandes herbívoros amenaza también a los buitres africanos

La persecución ilegal de elefantes, rinocerontes o jirafas en África puede fomentar el comercio de buitres africanos, que mueren masivamente envenenados por los cazadores para que no les delaten. Las partes recuperadas de estos carroñeros en peligro de extinción son así cada vez más usadas en la medicina tradicional africana.