Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Cuatro firmas españolas unen fuerzas contra las enfermedades neurodegenerativas

Las empresas Intelligent Pharma, Neurotec Pharma, PaloBiofarma y SOM Biotech, todas ellas ubicadas en el Parque Científico de Barcelona, han creado un consorcio llamado BioCloud Research para desarrollar nuevos fármacos contra enfermedades neurodegenerativas infamatorias, como párkinson y alzhéimer. El consorcio trabajará tanto en la búsqueda de nuevos principios activos como en nuevas aplicaciones de fármacos ya existentes.

El consorcio trabajará en la búsqueda de nuevos principios activos y en nuevas aplicaciones de fármacos ya existentes. Imagen: PCB.
BioCloud Research, un consorcio para desarrollar nuevos fármacos contra enfermedades neurodegenerativas infamatorias. Foto: PCB.

Las empresas Intelligent Pharma, Neurotec Pharma, PaloBiofarma y SOM Biotech, todas ellas ubicadas en el Parque Científico de Barcelona, han creado un consorcio llamado BioCloud Research para desarrollar nuevos fármacos contra enfermedades neurodegenerativas infamatorias, como párkinson y alzhéimer. El consorcio trabajará tanto en la búsqueda de nuevos principios activos como en nuevas aplicaciones de fármacos ya existentes.

Cuatro firmas ubicadas en el Parque Científico de Barcelona, Intelligent Pharma, Neurotec Pharma, PaloBiofarma y SOM Biotech, han creado el consorcio BioCloud Research con el objetivo de desarrollar nuevos fármacos contra enfermedades neurodegenerativas infamatorias como alzhéimer, párkinson y esclerosis lateral múltiple.

Según ha explicado a SINC Raúl Insa, consejero delegado de SOM Biotech, “el consorcio trabajará tanto en el diseño de nuevos principios activos como en la identificación y validación de nuevas aplicaciones de fármacos ya comercializados”.

BioCloud tiene como finalidad identificar nuevos fármacos que actúen sobre una diana terapéutica concreta: la actividad de las células microgliales, que representan la primera línea de defensa del sistema nervioso central. Se considera que su activación crónica puede ser la causa de estas enfermedades, o bien jugar un papel principal en su progresión y consecuencias.

Patentes

Insa señala que las tareas de cada empresa en este consorcio están perfectamente definidas. Así, Intelligent Pharma será la encargada del diseño computacional de nuevas moléculas. Después, estas moléculas serán sintetizadas por Palo Biofarma y Neurotec Pharma evaluará en sus modelos in vitro e in vivo la eficacia y la seguridad preclínica de los nuevos fármacos y de los surgidos mediante técnicas de reposicionamiento.

Por su parte SOM Biotech se encargará de todo el proceso de patentes que surjan de este proyecto. “Una iniciativa –añade el directivo– que tiene una gran complejidad tecnológica ya que combina disciplinas que van desde las ciencias químicas y la inteligencia artificial, a la experimentación celular y animal con objeto de generar productos que sean finalmente aplicables a los enfermos”.

El proyecto, que tiene un presupuesto de 750.989€ y una duración de dos años ampliable, ha obtenido una ayuda de 300.000€ de la Generalitat de Cataluña y cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Nuevo ‘biofilmchip’ contra las infecciones bacterianas crónicas

Investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña han desarrollado un chip que, a partir de muestras de pacientes, permite crecer biopelículas bacterianas y analizar su susceptibilidad frente a diferentes antibióticos. Este dispositivo de diagnóstico sencillo y barato puede ayudar a encontrar tratamientos efectivos y personalizados contra infecciones de larga duración.

Muestran la eficacia de un páncreas artificial externo en pacientes con diabetes tipo 2

El pequeño dispositivo portátil consta de un sensor de glucosa, un algoritmo informático para calcular la dosis de insulina y una bomba para inyectarla. Se controla desde el teléfono móvil del paciente y ha sido desarrollado por un equipo de Reino Unido y Suiza. El sistema puede ser usado por enfermos que padecen tanto diabetes de tipo 2 como insuficiencia renal.